Con los casos de COVID-19 aumentando en las últimas semanas en algunas ciudades, la situación epidemiológica ha vuelto a levantar alertas.

Si bien la mayoría de casos no son de gravedad, que requieran hospitalización, sí existe inquietud de médicos por el aumento de la positividad. La circulación de sublinajes BA.4 y BA.5 preocupan a epidemiólogos.

El nivel de positividad para COVID-19 llega a un 40 %; ingresos hospitalarios son pocos, pero aglomeraciones por el paro ponen en alerta a epidemiólogos

Guayaquil decidió esta semana volver a exigir mascarillas en espacios públicos ante el aumento de casos, pese a que la semana anterior el Concejo Cantonal ya había dado de baja a la ordenanza que estipulaba la obligación del tapabocas.

Este miércoles, Juan Zapata, presidente del COE nacional, ha indicado que esta instancia continúa activado por la emergencia sanitaria.

Publicidad

COE de Guayaquil emite resolución que dispone nuevamente el uso obligatorio de mascarilla en el espacio público

El funcionario además anunció que para este jueves 7 de julio se ha convocado a la plenaria con el objetivo de analizar la situación epidemiológica del país.

Los especialistas indican que las subvariantes BA.4 y BA.5 podrían evadir los anticuerpos generados por los seres humanos y por las vacunas, por lo que habría una altísima tasa de reinfecciones e infecciones en aquellas personas que han recibido dos o tres dosis de vacunas.

De cada diez pruebas para detección de COVID-19, cuatro salen positivas en Quito, según el último reporte epidemiológico de la Secretaría de Salud del Municipio capitalino, correspondiente a la semana epidemiológica 25, del 19 al 25 de junio de 2022.

El aumento de la positividad se observa desde hace ocho semanas, es decir, dos meses. Ha pasado desde 5,6 % a 27 % y hasta 43,5 %. (I)