Tras la salida de grupos indígenas del ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que tuvo la intervención de Policía y militares, la institución anunció que decidió declarar la emergencia en sus instalaciones.

Decenas de agentes incursionaron con bombas lacrimógenas, motocicletas y vehículos antimotines para despejar a los manifestantes que se encontraban en el parque El Arbolito, en el centro norte de Quito, esto tras el anuncio presidencial del empleo del uso progresivo de la fuerza. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), a través de una trasmisión por redes sociales, denunció que los agentes arrojaron bombas lacrimógenas dentro del ágora de la Casa de la Cultura. El humo provocó que el inmueble sea desalojado.

Policías y militares despejaron el parque El Arbolito y la Casa de la Cultura, tras anuncio del presidente Guillermo Lasso de emplear el uso progresivo de la fuerza

De acuerdo con el comunicado, la Casa de la Cultura señaló que se encuentran consternados por los acontecimientos suscitados sobre el accionar militar y policial. Así como también lamentaron la violencia que se dio en el desalojo de quienes se encontraban en las instalaciones “por apertura del mismo gobierno y la Policía Nacional, responsable del predio”.

La Casa de la Cultura había sido allanada el 19 de junio tras una denuncia del cometimiento de un presunto delito en contra de la administración pública, ‘rebelión y atentados’, la Policía decidió requisarla para hospedar al personal de la unidad policial de Mantenimiento del Orden y establecer un centro de acopio para recibir vituallas y agua. Esto había sido rechazado por artistas y gestores culturales, además de funcionarios del espacio.

Publicidad

El último jueves, el Gobierno permitió a los manifestantes del movimiento indígena y otros sectores sociales que ingresen al ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana para desarrollar una asamblea.

En el comunicado de la institución cultural se añade que declara todos los espacios de la institución en emergencia ya que allí se encuentran más de 21 mil bienes patrimoniales y culturales.

“Todo el espacio y patrimonio de la Casa de la Cultura se encuentra en total indefensión; por lo que responsabilizamos al gobierno y a la Policía Nacional, por la salvaguarda de dichos bienes culturales y patrimoniales”, se añadió.

La ministra de Cultura, María Elena Machuca, en entrevista con Diario EL UNIVERSO, señaló que habían procedido con el bloqueo de las puertas internas del museo así como colocación de paneles para que no se tenga la visibilidad interna de las instalaciones. Mencionó además que se realiza vigilancia con personal de seguridad. (I)