Un proyecto piloto de vacunación en contra del coronavirus se aplica en el hospital Gineco Obstétrico Nueva Aurora Luz Elena Arismendi, en el sur de Quito.

Según Víctor Jarrín, gerente hospitalario, el proyecto es auto vacunación.

Está dirigido a adultos mayores y personas con discapacidad que no pueden movilizarse. La inoculación se realiza directamente en el vehículo.

Jarrín sostuvo que no hay necesidad de que se baje ni el familiar ni tampoco el paciente, pero deben tener una cita previa a presentar en la garita de ingreso o ser una persona de la tercera edad mayor a 85 años o con discapacidad mayor al 50%.

Publicidad

El vehículo entra al hospital, se registran los datos del paciente, se lo ingresa en el sistema del Ministerio de Salud Pública, se hace la toma de los signos vitales.

A Elsa Mesa la vacunaron en su propio carro. Dijo sentirse contenta y que no podía pedir más.

De 75 años, ella pertenece al grupo 65 y Piquito del Municipio de Quito, donde le dijeron que le habían agendado cita. Esperó unos diez minutos para recibir la inmunización.

En tanto que para Olga León, de 93 años, es una maravilla que la inmunicen en el carro. Comentó que aguardó unos 15 minutos. Hace dos días le había llegado la notificación para la inoculación.

Sara Llanga estuvo sentada, en la parte posterior de su auto, junto con su padre, Julio. Indicó que la modalidad ayuda a evitar el ajetreo que significa ir con la silla de ruedas, porque él no puede caminar.

El vacunador entrega un papel para anotar el correo electrónico, teléfono, edad, cédula; se lo registra, se verifica la cita y se inyecta en el vehículo.

Publicidad

Luego estarán en observación entre 10 y 15 minutos.

Este viernes 30 de abril habrá feriado, pero hay que tomar en cuenta algunas restricciones

Al ser un plan piloto, Jarrín indicó que se está coordinando con personal de tránsito y de la Policía Nacional.

Nos está dando muy buenos resultados. La mayor parte de la gente se va muy agradecida por la facilidad. Nuestros adultos mayores tienen inconvenientes al caminar, al bajarse de los vehículos, y esta es una manera de poderlos ayudar. También este servicio está implementado para las personas que tienen algún tipo de discapacidad física y no pueden caminar para ingresar a nuestro establecimiento de salud

Víctor Jarrín, hospital Nueva Aurora

En ese hospital se aplican segundas dosis de Pfizer y primeras dosis de Sinovac a adultos mayores.

Disponen de diez vacunatorios para quienes reciben dosis de Pfizer y dos personas las aplican, hay un digitador y una persona que maneja el registro para entregar el certificado de vacunación. Luego se observa a quien recibió la dosis durante treinta minutos y se hace nuevamente toma de los signos vitales.

La vacunación va entre 08:00 y 18:00 con agendamiento de citas a través de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT). Sin embargo, no requieren cita previa adultos mayores de 85 años en adelante o personas que tengan discapacidad mayor a 50% desde los 18 años.

Hubo largas filas y aglomeraciones de docentes a la espera de su inmunización

Según Jarrín, de Pfizer les han llegado dosis para vacunar de 790 a 850 personas diarias y de Sinovac, de 960 a 1.000. (I).