La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) dio a conocer que aprobó la importación de la vacuna contra el COVID-19 de la empresa farmacéutica china CanSino Biologics junto con el Instituto de Biotecnología de Beijing.

La entidad dio la autorización para el ingreso tras los análisis de estudios internacionales y su eficacia comprobada.

El pasado 11 de junio, el Gobierno adquirió seis millones de dosis de la vacuna Convidicea (Ad5-nCoV), que llegarían a Ecuador a partir de julio. Se requiere de una sola dosis para la inmunización.

La vacuna cuenta con autorización de uso por emergencia sanitaria y aprobación de agencias reguladoras de alta vigilancia de Chile y México. Aún no ha recibido la aprobación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El protocolo de seguimiento postinoculación será el mismo establecido con las demás vacunas que se suministran a los ciudadanos en los diferentes establecimientos que conforman el Sistema Nacional de Salud... Esta vacuna es un adenovirus vector de tipo 5 recombinante, que por su naturaleza posee la capacidad de inducir inmunorrespuestas naturales, adaptables, fuertes y continuas”, señaló Arcsa en un comunicado.

Hasta febrero se reportó que este biológico tenía una efectividad promedio del 65,7% en casos moderados de COVID-19, un 91,7% en casos graves y no registra efectos secundarios mayores. (I)