Ipiales

Las organizaciones transnacionales dedicadas al tráfico de migrantes que utilizan los territorios de Ecuador y Colombia para hacer realidad el denominado “sueño americano” a cambio de altas sumas de dinero están bajo la mira de la policía de Ipiales.

En esa ciudad fronteriza colombiana, ubicada a 11 km de Tulcán (Carchi, Ecuador), en las últimas horas fue desarticulada una banda dedicada supuestamente a esta actividad; según investigaciones de la Fiscalía del vecino país, cobraban $ 300 por persona para ingresarlos irregularmente desde Ecuador a Colombia.

Por evadir controles migratorios y sanitarios, migrantes cruzan por trochas irregulares en la frontera colombo-ecuatoriana, arriesgando sus vidas

Los más de 50 pasos fronterizos que comunican a ambos países eran utilizados por esta estructura delictiva para movilizar a los extranjeros, este valor cubría los costos de hospedaje, alimentación y transporte.

Publicidad

Los migrantes eran abordados en Tulcán y luego trasladados a Ipiales, donde descansaban, desde allí los llevaban a Medellín y luego a Capurganá en el departamento (provincia) de El Choco, desde donde emprendían un viaje en lanchas hacia Panamá y desde allí a Estados Unidos.

La Policía colombiana informó que fueron aprehendidas 11 personas, que se presume son parte de esta organización y los encargados de realizar los traslados. Adrián R. C. y Sebastián C. M. son acusados de realizar la logística, movilización alimentación y estadía.

Las pruebas sugieren que las compañeras sentimentales de Adrián y Sebastián, también detenidas, efectuaban los cobros de depósitos internacionales, que en este año ascienden a $ 46.000, correspondientes a pagos realizados por ciudadanos de Haití, Senegal, Cuba, Paraguay y Uruguay.

Milena A. Q. y María M. S., también capturadas, serían la administradora y supervisora, respectivamente. de un hotel en Medellín, donde eran alojados viajeros que no cuentan con documentos migratorios.

Publicidad

Los restantes miembros cumplían la logística y transporte, según el informe policial. El fiscal responsable del caso, de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales de Colombia, imputó a los detenidos los delitos de tráfico de migrantes y concierto para delinquir.

Unos fueron trasladados al centro carcelario de Ipiales, a otros se les aplicaron medidas de aseguramiento privativas de libertad en sus respectivas residencias.

Además, entre las medidas cautelares se embargaron y tomaron posesión de un hotel y tres vehículos (dos de servicio público y un particular) que estaban al servicio de la red de tráfico de migrantes.

Drama y complicaciones hay en las fronteras norte y sur de Ecuador

Los bienes aprehendidos están valorados en $ 657.000, las autoridades colombianas informaron también que fueron identificados 50 extranjeros que habrían ingresado irregularmente al vecino país desde Tulcán.

Las autoridades policiales de los dos países investigan los nexos que tenía esta organización en el Ecuador. (I)