Ambato

Durante varias horas, el agente de tránsito Ángel Polibio R., de 34 años, permaneció retenido por miembros de nueve comunidades de la parroquia Pasa, luego de haber sido señalado de agredir a varios vecinos de esas zonas.

El pasado viernes, el agente fue retenido por los comuneros. El sábado en la tarde fue sometido a la purificación con plantas medicinales y alcohol, para luego ser entregado a las autoridades.

Los comuneros decidieron retenerlo porque aseguraron que los vecinos de la zona habrían sido víctimas de agresiones por parte de agentes de tránsito, entre ellos Ángel Polibio R., según el parte policial.

Publicidad

Luego de la purificación al agente, se desarrolló una asamblea general en la comunidad para tomar varias medidas.

En esta reunión participaron Carlos Guerrero, director de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial; Fernando Torres, director de la Agencia de Orden y Control de Tránsito; el concejal Manuel Palate; Juan Carlos Olovocha, teniente político de Pasa; Pedro Tisalema, fiscal indígena; Édgar Chito, presidente de las nueve comunidades de Pasa; Jorge Chagmana, dirigente del Movimiento Indígena y representantes de cabildos de las diferentes comunidades.

En la asamblea general los cabildos de las parroquias Pasa, San Fernando, Pilahuín y Quisapincha decidieron rechazar los operativos de tránsito que se realizan en la vía Ambato–Aguaján-El Arenal.

Además, solicitaron que se realicen los operativos preventivos por parte de los agentes civiles de tránsito evitando las sanciones a los comuneros que movilicen sus productos y pasajeros desde sus comunidades.

Pidieron también la regulación de los vehículos de las comunidades.

Gerenta del Hospital Eugenio Espejo fue destituida por video filtrado de celebración en el auditorio de la casa de salud

Asimismo, en la asamblea solicitaron a las autoridades que no realicen actos de persecución en contra de los dirigentes y los comuneros de las parroquias antes mencionadas. También pidieron coordinar las actividades entre las autoridades de tránsito de Ambato y los cabildos de las parroquias para evitar más inconvenientes.

Luego de la firma del acta de compromiso y la purificación ancestral al agente de tránsito, a este le devolvieron el vehículo en el que se movilizaba, así como prendas y otros objetos.

Luego le realizaron un examen médico con el fin de verificar su estado de salud.

Según el parte policial, en este acto estuvieron alrededor de 400 comuneros de los distintos sectores de la parroquia Pasa, irrespetando las medidas de bioseguridad como el distanciamiento físico. (I)