Las personas adultas mayores, a partir de 80 años, ya pueden llamar al 171 para agendar su cita para recibir la vacuna en contra del coronavirus.

Ese fue el anuncio del ministro de Salud, Camilo Salinas, quien junto al presidente Lenin Moreno, recorrieron -este martes- un punto de inmunización en Quito donde se inyecta la dosis a unas 2.000 personas cada día.

Además, de acuerdo al titular de Salud, hay 50 brigadistas para que la vacunación sea más ágil y organizada.

Salinas expresó que aquellas personas de la tercera edad que no puedan dirigirse a los puntos pueden recibir la inoculación en vehículos a través una brigada.

Publicidad

Agregó que, para la próxima semana, habrá puntos de vacunación donde se podrá inocular hasta 10.000 personas.

Bomberos se vacunan con dosis de AstraZeneca en Guayaquil

Según Moreno, el Gobierno está vacunando 50.000 personas diariamente y próximamente serán 100.000 personas por día.

Estoy recorriendo los sitios de vacunación en el país, están funcionando perfectamente, a veces hay inconvenientes, como el miércoles antepasado, en el cual lastimosamente la falta de obediciencia a la disposición gubernamental, a la disposición del presidente de vacunar con vacunas Pfizer a las personas mayores de 90 años, que lastimosamente no se cumplió, provocó un desfase (...) esas cosas no pueden volverse a repetir

Lenín Moreno

El mandatario reiteró que más de 2 millones de personas serán vacunadas hasta que su periodo termine, el próximo 24 de mayo.

Confinamiento piden gremios

Mientras la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública solicitó al Gobierno adoptar medidas generales o selectivas de confinamiento, la Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos pidió un confinamiento total como una estrategia efectiva de control de los nuevos casos de coronavirus.

La Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública indicó además que se debe prevenir la exposición a aerosoles con restricción de movilidad y apoyo social en los lugares de mayor impacto epidemiológico.

Según el gremio de intensivistas, en Quito existen alrededor de 240 camas de cuidados intensivos (UCI) entre la red pública y privada de salud.

Argumentaron que después de más de un año de la pandemia, la capacidad instalada de camas de UCI no da más, el equipo de salud con experiencia en el manejo del paciente está cansado física y emocionalmente y no hay disponibilidad del personal humano.

Centros amplían servicios respiratorios y espacios para pacientes

Pidió además abastecer a las UCI de insumos, medicinas como sedantes y analgésicos e hizo un llamado a la población para retomar con mayor rigurosidad las medidas de bioseguridad.

Al gobierno entrante, los intensivistas le solicitaron aumentar camas en UCI y establecer un sistema de control de precios de medicinas e insumos que se usan en la atención del paciente COVID en UCI.