Pese a no estar contemplado en el decreto de estado de excepción, el teletrabajo es obligatorio para el sector público y privado. Esto tras la disposición el pasado 21 de abril por parte del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Entre las normas se señaló que como medida de prevención de seguridad y salud se dispuso la obligatoriedad del teletrabajo en el sector público y privado, incluyendo a “trabajadores de las funciones Ejecutiva, Judicial, Electoral, de Transparencia y Control Social y Legislativa, Gobiernos Autónomos Descentralizados, empresas públicas de la Función Ejecutiva y empresas públicas de los gobiernos autónomos descentralizados”.

Se exceptúan de esta medida las personas cuyas actividades de forma justificada deben ser presenciales, como las de construcción, transporte de alimentos u otras enfocadas principalmente en el sector de la producción y servicios básicos y/o esenciales como salud y seguridad.

“El Ministerio del Trabajo realizará los controles que garanticen el cumplimiento de esta disposición”, se indica en la resolución con vigencia hasta el 20 de mayo.

A través de mensajes gubernamentales se indicó que los trabajadores pueden reportar el incumplimiento de la norma a través del correo electrónico denuncias@trabajo.gob.ec si el empleador solicita trabajar de forma presencial aunque las actividades no se relacionen con las excepciones. (I)