Adquirir un vehículo seminuevo ha sido una tendencia que mostró un crecimiento en el 2021 en el país, y los negocios dedicados a este segmento esperan que para este año esta inclinación siga al alza.

Los portales especializados confirman el crecimiento y exponen las principales razones.

Según Patricio López, gerente comercial de OLX Autos Ecuador, el crecimiento porcentual de ventas de vehículos seminuevos en el 2021 fue del 25,53 %, lo que representa $ 16 millones aproximadamente.

Según cifras de la firma, en el 2021 más de 1′600.000 personas visitaron OLX Autos en búsqueda de su automóvil, y en el 2022 está previsto que las transacciones en línea sean aún mayores.

Publicidad

Venta de vehículos nuevos en Ecuador en cinco meses se ha mantenido en niveles cercanos a los previos a la pandemia de COVID-19

López explicó que la creciente tendencia en la venta de vehículos usados se debe a la necesidad actual por obtener liquidez para gastos prioritarios frente a la crisis económica; y, a su vez, con la compra se reflejan dos escenarios: como medio alternativo para evitar el uso de transporte público y prevenir contagios, y con fines comerciales.

“Con la recesión económica desde la pandemia, los seminuevos se han mantenido en tendencia sobre un auto 0 km. De ahí que los modelos más cotizados han sido el SUV (con el 43 % de ventas en el 2021), seguido por sedán, pick-up y hatchback”, sostuvo López.

Aseguró que la falta de estocaje de automóviles nuevos, debido a la escasez en importaciones y al descenso en la fabricación por la carencia de piezas, como chips semiconductores, también contribuye al alza de la demanda de seminuevos, lo que ha provocado que ciertos modelos y gamas de estos mantengan o incrementen su valor a medida que persiste la escasez.

Añadió que existen varias marcas de automóviles que buscan afianzarse en el canal de autos seminuevos. Debido a la demora en importaciones, escasez de piezas de ensamblaje y demás factores provocados por la pandemia, algunas marcas automotrices han tomado conciencia del potencial que tienen los autos seminuevos y han empezado a apostar por este segmento que se ha potenciado en el mercado.

Publicidad

Por ejemplo, uno de estos concesionarios es Automotores y Anexos, distribuidor de marcas como Renault y Nissan en el país, que maneja una división de autos seminuevos que se promociona por redes, como Facebook o Instagram, donde se ofrecen variadas marcas, como por ejemplo, un Chevrolet Spark Life, de cinco puertas y del 2019, a $ 9.600; o un Nissan Kicks 4x2, del 2018, a $ 16.900.

Por su parte, Christhian Cazar, gerente de marca de Chery en Ecuador, destacó el dinamismo del mercado de seminuevos, pues aseguró que aproximadamente representaría tres veces más que el de los nuevos, que durante el 2021 también tuvieron un buen año al comercializar 119.316 unidades.

Cazar reconoció que actualmente algunas marcas están un poco cortas de estocaje, por lo que algunos clientes están demorando la compra de vehículos nuevos y manteniendo sus vehículos actuales. Sin embargo, en el caso de Chery, aseguró que han planificado su logística y han podido tener el estocaje suficiente para suplir la demanda de autos nuevos.

“En el 2016 el mercado de usados era casi seis veces el de nuevos. Ahora, con mejores precios y más competencia, el mercado de usados debe ser tres veces más grande que el de nuevos, pero ha reducido su participación”, manifestó Cazar, quien explicó las características que un vehículo debe tener para ser considerado seminuevo, que una concesionaria lo acepte como parte de pago de uno nuevo y pueda ser vendido luego.

Publicidad

Con 88.165 unidades vendidas hasta septiembre, el mercado automotor superó ventas del 2020

Entre estos requisitos está que tenga menos de 100.000 km, menos de cinco años de antigüedad, que normalmente aún esté dentro del periodo de garantía de la marca y haber tenido menos de tres cambios de dominio.

“Además tiene que estar impecable, cero golpes, poco uso, completamente integral mecánicamente y estéticamente. Si no cumple con esas características, es un auto usado”, indicó Cazar, quien sostuvo que los concesionarios y patios sí reciben normalmente vehículos de cualquier tipo, pero siempre evalúan el estado, y si cumplen con las características de seminuevo, el avalúo es un poco mayor.

Desde los patios de venta de seminuevos también se confirma el alza.

Christian Barberán, propietario del Autos Barberán, ubicado en la Garzota, en el norte de Guayaquil, indicó que el 2021 marcó la recuperación del mercado de seminuevos con un retorno a un nivel de ventas de un año prepandemia, el 2019.

Publicidad

Las marcas más vendidas en este segmento, según Barberan son Kia, Hyundai y Chevrolet, en ese orden.

Así mismo, Barberán corroboró la falta de estocaje de algunas marcas y modelos de autos o kilómetros.

“Los vehículos nuevos se vendieron bastante en el 2021, tanto así que para fin de año los concesionarios se quedaron sin stock; claro que también influyó bastante la falta de fletes de los barcos para la importación de vehículos. Por este motivo se vendieron bastantes unidades usadas”, explicó el experto, quien aseguró que el negocio de los vehículos de segunda mano depende del movimiento del mercado de los nuevos.

Aseguró que actualmente los vehículos seminuevos experimentan un alza de precios. ¿Por qué? “Porque hay mucha demanda, porque las personas no quieren adquirir deudas de 3, 4 y 5 años y al final pagar más de medio carro más”, aseguró el empresario, quien añadió que otra razón es el ingreso de marcas chinas al mercado local.

Sector de autos seminuevos se recupera e innova con nuevos servicios

“La ventaja es el precio, por ejemplo, una camioneta Chevrolet D-max nueva cuesta $ 44.000, una 4x4 a diésel full; una china de las mismas características, entre $ 29.990 y $ 32.990. Un tipo SUV chino se vende desde $ 16.700, cuando el más barato SUV como Chevrolet está desde $ 23.000″, comparó el experto, quien aseguró que esta interacción de las marcas chinas también provoca que los precios de los seminuevos aumenten.

“El 90 % de los carros chinos son adquiridos por personas con un presupuesto bajo, porque el que tiene mejores posibilidades adquiere vehículos con marca reconocida”, aseguró Barberán, quien espera para este año ventas similares o hasta el 40 % más que el 2021, “siempre y cuando la pandemia no empeore”. (I)