Cecilia tiene más de cinco años trabajando para una empresa privada y desde que empezó a generar ingresos destina entre $ 20 y $ 50 al ahorro. Ese dinero lo tiene en una cuenta de ahorro en una entidad bancaria y ha logrado reunir cierta cantidad para cualquier emergencia.

“En 2020 tuve que usar un poco de esa cantidad para gastos de alimento y medicinas que incrementaron, pero he tratado de mantenerlo. Este año me puse como objetivo destinar un poco más, unos $ 60 al ahorro y hasta ahora lo voy logrando”, cuenta.

Incertidumbre económica generada por la pandemia aumenta los ahorros en Ecuador

Casos como el de Cecilia hay muchos, al igual de quienes ahorran en una cuenta bancaria para usar ese capital para fines educativos, potenciar un negocio, vacacionar o pagar cuotas para una vivienda o vehículo, de acuerdo con datos de varias entidades bancarias, quienes mencionan que la mujer es quien más ahorra.

Según la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), los depósitos bancarios se incrementaron $ 4.461 millones entre junio del 2020 y junio del 2021. La captación actual es de $ 37.988 millones, lo que significa una variación mensual de 0,7 % y un crecimiento anual de 13,3 %.

Publicidad

En Quito, doce centros comerciales del ahorro buscan alternativas para su reactivación económica

Analistas y consultores en finanzas consideran que el nivel de depósitos creció porque la ciudadanía se quedó con el temor generado por la pandemia de no tener capital para enfrentar situaciones de emergencia. Otra de las razones, según los especialistas, es que algunos usuarios consiguieron empleo y están recuperando su economía.

En Banco ProCredit hay un crecimiento del 10 % en depósitos en sus diferentes productos como cuentas de ahorro y corriente.

“También hubo un efecto de mayor liquidez en el mercado por los flujos de dinero que ingresaron al país, esto hizo que las personas mantuvieran su liquidez antes que hacer inversiones”, explica Francisco Nazati, jefe de Banca Personas de ProCredit.

En Produbanco se elevó el nivel de depósitos en 5,24 % de enero a junio del 2021 en comparación con el 2020. “Representa un comportamiento mayor de ahorro, esto sucede ya que muchos de los clientes no tuvieron el mismo nivel de consumo acostumbrado por las restricciones ocasionadas por la pandemia”, señala José Ricaurte, vicepresidente de Banca Minorista de la entidad.

Publicidad

Ricaurte indica que el comportamiento de ahorro de las mujeres es mayor que el de los hombres, esto es, un 51 %.

Cinco consejos sencillos para aprender el hábito del ahorro

Para Héctor Delgado, analista económico, aunque no es mucha la diferencia, sí resulta significativa. “Puede ser porque son madres y tienen esa prevención, pero lo malo es que las mujeres no son muy arriesgadas a créditos”, opina.

Sin embargo, Héctor Galarza, project manager de Pragmática Lab, cree que el ahorro depende de las circunstancias a los que estén expuestos, sea hombre o mujer. Considera que lo importante es tener conocimientos financieros para aprovechar ese ahorro.

En tanto, otra forma de ahorrar es a través de pólizas, como lo hizo Cecilia. Ella colocó $ 1.000 a seis meses. Dice que su dinero e intereses los mantendrá guardados.

Publicidad

Cómo y qué gastos reducir para ajustar el sueldo a la crisis y empezar el 2021 con las cuentas ordenadas

Los depósitos a plazo aumentaron en 14,6 % entre junio del 2020 y junio del 2021, es decir, pasaron de $ 12.347 millones a $ 14.153 millones.

Y el capital se mantiene más entre 91 y 180 días. Este segmento tuvo un crecimiento del 21 % a 25 % entre junio pasado y junio del 2021.

Y esto para Paola Aulestia, consultora financiera, tiene dos variantes: el temor a dejar mucho tiempo el dinero o para aprovechar las tasas de interés.

“Mientras más tiempo se deja en la entidad bancaria, la tasa va a incrementar, la ganancia en torno al rendimiento de la tasa que me va a pagar el banco es mucho mejor. Otro indicativo (de no dejar más tiempo el dinero en una cuenta bancaria o póliza) es porque no quieren arriesgar mucho, por el nivel de incertidumbre”, explica.

Publicidad

Y, efectivamente, los depósitos a plazo de más de 361 días, entre junio del 2020 y junio del 2021, se mantienen en un 3 %, de acuerdo con el informe de Asobanca.

En cooperativas y en fondos de inversión también aumentó el ahorro

En el sector de cooperativas y fondos de inversiones el nivel de depósitos se ha mantenido y han aumentado usuarios en ciertos productos destinados al ahorro.

Según Asobanca, en mayo del 2021 los depósitos en el segmento de cooperativas crecieron anualmente en 25,4 %, es decir, un aumento de $ 2.651 millones. Actualmente el saldo acumulado es de $ 13.096 millones.

En cooperativa Andalucía, el nivel de ahorro creció este año, dice María Belén Luzón, jefa de Negocios. Y este aumento se ha reflejado en algunos de sus productos como ahorro socio, programado, flexible, infantil, sólido, prémium y otros.

Y van destinados principalmente para viajes, educación (personal o hijos) y compra de vivienda/auto.

Sector cooperativo de Ecuador logró ‘pasar de año’ en 2020, pese a estragos de la pandemia

En tanto, en los fondos de inversión tienen un ingreso de nuevos usuarios. Por ejemplo, en Fiducia presentan cerca del 32 % de crecimiento en clientes en comparación con el 2020.

“Es importante tener una meta de ahorro porque se genera un compromiso mayor como para comprarme una casa, para la educación de mis hijos, para mi retiro”, dice Juan Felipe Laso, supervisor de canales digitales en Fiducia, quien indica que estos son los principales motivos señalados para tener un fondo de inversión.

Y en este sector surgen nuestros programas que apuntan al mismo objetivo como Fondo de Inversión Virtual Planifica, de la Administradora de Fondos Futurfid.

Este fondo es 100 % digital con metas a corto, mediano o largo plazo, indica Francisco Vélez Arízaga, gerente de FuturFid, y añade que los ciudadanos escogen esta alternativa para su retiro/jubilación, estudios, y otros. (I)