El 20 % de los aspirantes a un trabajo aún se sigue postulando de manera presencial para una oferta laboral, es decir, va a dejar su hoja de vida a la empresa, a pesar de que en la actualidad existen diversas plataformas digitales. El 80 % lo hace en línea. Y es que buscar empleo de la manera tradicional le da a la persona la certeza de que se recibió su carpeta y lo siente “mucho más efectivo”, según la experta laboral Vanessa Velásquez.

Unas 295.660 personas económicamente activas se encuentran desempleadas en Ecuador a agosto del 2023, de acuerdo con el reporte mensual del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Anuncio de empleo para supermercado tiene masiva respuesta en centro comercial del norte de Guayaquil

“De mis clientes el 80 % lo hace de forma virtual, hay un tema muy importante en el que ya la entrega de currículum debe ser menos del 20 %. Los procesos de selección, en los que inclusive a veces formo parte, son efectivamente a través de bolsas de empleo virtual”, refiere Velásquez.

Publicidad

Sin embargo, el hecho de que al menos un 20 % se siga postulando de la manera tradicional, es precisamente por el lado de quien “está desesperado” por encontrar un trabajo.

Además, indica que la búsqueda de empleo de manera presencial será más que evidente, pero la convocatoria será masiva en las dos modalidades: en persona o por internet, la única diferencia es que de manera online no se ve la afluencia.

“Probablemente para un reclutador le da lo mismo (que sea de manera virtual o presencial), pero para quien está desesperado por buscar un empleo no es lo mismo, siente que una bolsa de empleo virtual no tiene la misma posibilidad de ser un acierto de empleabilidad como ir a dejar una hoja de vida y saber que lo receptaron, tener la certeza de que se recibió. Lejos de estar postulando virtualmente, inclusive en las ferias de empleo que organizan el sector público-privado, sienten que es mucho más efectivo entregar su hoja de vida y está cerca de un: ‘sí, tienes un empleo’”, señala Velásquez.

Publicidad

Pero para la experta laboral, independientemente de cómo se busque o se postule, e incluso se realice la convocotoria laboral, hay un problema más grave a tener en cuenta y es la poca posibilidad de conseguir un empleo.

“Pueden haber muchos mecanismos y actualizaciones informáticas, el hecho de no ir con una hoja de vida presencial a buscar un empleo y postular a bolsas de empleo digitales al final terminan en lo mismo, en que hay una carencia de empleo. Hay una crisis de empleo en el país gravísima que se evidencia con un cierto número de plazas de trabajo y quienes lo aspiran normalmente es el doble, triple, cuádruple del número de vacantes existentes”, afirma.

Publicidad

Baja tasa de desempleo en Ecuador: el 3,5 % de la población económicamente activa no tiene trabajo

Y lo que ocurrió recientemente en Guayaquil es prueba de ello, dice refiriéndose a la afluencia de personas que acudieron a dejar la hoja de vida a una convocatoria laboral que realizó Coral Hipermercados.

Una situación similar a lo ocurrido este jueves 12 de octubre fue lo que pasó en Quito en julio del año pasado, en que decenas de personas acudieron a dejar su currículum a la convocatoria de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) que disponía de 200 vacantes, pero la entidad recibió más de 10.000 hojas de vida.

Según el informe de agosto de Multitrabajos, el sector comercial representa un 44,75 % de los puestos requeridos por las empresas, en los que puestos como ventas y el comercial son los más solicitados, con el 19,78 % y el 18,91 %, respectivamente, mientras que atención al cliente con el 1,88 % y logística con el 1,92 % son las áreas con menor demanda.

Uno de los retos para el nuevo presidente que resulte elegido este domingo 15 de octubre, según Velásquez, después de la seguridad es precisamente el empleo, considerado la segunda preocupación más grande que tienen los ecuatorianos. (I)

Publicidad