Los sectores productivos del país, entre ellos el empresarial, están expectantes en conocer cómo y desde cuándo se irán reduciendo los apagones a nivel nacional después del anuncio del presidente Guillermo Lasso, el pasado domingo desde Bogotá, en donde acordó con Colombia la compra de 450 MW de energía y la importación de Perú de otros 50 MW.

El primer mandatario además llegó a Guayaquil para reunirse con empresarios que tienen plantas térmicas y acordar también el suministro de otros 100 MW.

Para Gabriela Uquillas, directora del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), la medida de comprar energía a los países vecinos era necesaria, pero indicó que el Ejecutivo debió realizar esa gestión antes de los apagones que se iniciaron a nivel nacional el pasado jueves, 26 de octubre.

Publicidad

Sector productivo: A un paro de dos semanas equivale que Ecuador se quede sin electricidad entre 3 y 4 horas diarias por más de un mes

“La importación de energía de Colombia y Perú es una medida necesaria para garantizar el suministro eléctrico en Ecuador, que se tuvo que realizar antes de recurrir al recorte del mismo”, indicó Uquillas. Añadió que el empresariado espera que la compra de energía se refleje pronto en la reducción de los apagones, que han impactado en el sector comercial, por ejemplo. Desde la Cámara de Comercio de Quito (CCQ) se analizó que este sector deja de vender $ 18 millones por cada hora que esté sin suministro eléctrico. Los cortes fueron anunciados de cuatro horas para la región Sierra y Oriente y de tres horas para la región Costa.

En tanto, Uquillas advirtió que la importación de energía fue necesaria, pero no deja de ser una medida temporal que no representa una solución definitiva al problema.

“Esperamos que esto (la importación de energía) se materialice pronto para mitigar el impacto de los apagones. No obstante, esta es una medida temporal. Es importante que el Gobierno realice acciones para solucionar el problema de raíz”, afirmó la directora del Comité Empresarial Ecuatoriano.

Publicidad

Por otro lado, para la solución definitiva a la crisis eléctrica, la Cámara de Industrias y Producción (CIP) y la CCQ proponen cinco acciones:

  • Aprobar que la autogeneración no tenga ningún tipo de restricciones y modificar urgentemente la normativa para que las empresas puedan generar más de 1 MW.
  • Mantener vigentes ciertos esquemas de tarifas diferenciadas por hora, entre ellos el de la tarifa nocturna, cuando el consumo nacional es menor.
  • Permitir a las empresas acceder a diésel eléctrico para la generación de energías con sus propias plantas, lo que disminuirá el déficit eléctrico.
  • Garantizar la generación eléctrica mediante el desarrollo y fortalecimiento de las hidroeléctricas y termoeléctricas, asegurando su óptimo funcionamiento.
  • Dirigir esfuerzos hacia una reforma estructural que promueva la diversificación energética e incorporación de nueva energía.

Estas acciones, según los gremios, deben ser planificadas en una mesa de diálogo técnico, a la vez que el sector productivo recordó que la energía es la base de la producción y del comercio. Entre el sector industrial (25 %) y del comercio (17 %) consumen la mayor cantidad de la energía generada en Ecuador.

Publicidad

Modelo estatista, inversión sobredimensionada y mala gestión: coctel fatal que desembocó en apagones

Por su parte, el presidente Lasso indicó el domingo, en Guayaquil, que la entrada de esta energía se irá concretando desde esta semana.

En tanto, pese al anuncio de la llegada de energía desde Colombia, de Perú y del sector privado local, para este lunes se tiene previsto que los cortes de energía se reanuden en Ecuador, esto después que el domingo 29 de octubre se indicó que no habría racionamientos. Sin embargo, en algunos sectores de Quito se reportaron cortes de energía, por ejemplo, en La Armenia, donde se fue la energía desde las 11:00. (I)