La creciente escalada de inseguridad en Ecuador golpea a las aseguradoras que en estos días ha anunciado cambios en sus políticas internas ante el crecimiento de la siniestralidad por robos de algunas marcas y modelos de vehículos que ya no serían tomados en cuenta para renovar y suscribir nuevos contratos de aseguramientos.

Algunas tienen listados de marcas y modelos excluidos de cobertura temporalmente desde agosto. Otras detallan ciudades y provincias en las que la medida se aplicaría en todos los modelos y marcas.

Inseguridad y atentados impactan en los costos de financiamientos de las aseguradoras

Al respecto, Patricio Salas, secretario ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (Fedeseg) y gerente general de la Asociación de Compañías de Seguros del Ecuador (Acose), reconoció que el gremio está al tanto de estas comunicaciones. Explicó que históricamente la siniestralidad de vehículos se ha ubicado en alrededor del 54 %, pero en 2022 subió al 68 % y hasta julio del 2023 está en el 75 %, afectando seriamente los resultados de las empresas que ofrecen ese servicio. En el país operan 28 empresas de seguros y 1 empresa de reaseguros.

Publicidad

El de vehículos es la rama de seguros con la segunda mayor demanda en el país con 18,7 % del mercado, detrás de los de vida colectiva que tiene 28,8 %. El de incendios es el tercero con el 12,6 % de participación.

Afirmó que por estos indicadores de siniestralidad por robos, el mercado sufre una pérdida técnica de $ 10 millones hasta julio de 2023, pero en el resultado neto total es superior.

Salas atribuyó esta alta siniestralidad y pérdida técnica a varios factores y el más fuerte de ellos es el incremento de la delincuencia y el robo de automotores y sus piezas. En caso de vehículos robados, el dirigente citó cifras de la Fiscalía que muestran que el robo de vehículos incrementó de 5.653 unidades en 2019 a 11.372 en 2022, lo que claramente demuestra un aumento exponencial en el riesgo que está impactando en los resultados del servicio. Mientras, hasta junio pasado se reportaron 5.025 carros robados.

Publicidad

Al cierre del 2022 la rama de seguros de vehículos representó $ 375,4 millones en ventas, mientras que a julio 2023 las ventas acumuladas en este ramo alcanzan los $ 226,5 millones y equivalen al 17,8 % del mercado total.

Seguros de vehículos ante robos o desastres, ¿por qué es importante contar con uno?

Ante las estadísticas, Salas justificó el comportamiento de las empresas al aclarar que no se trata de una actuación gremial, sino enfocada en la responsabilidad que tienen estas compañías aseguradoras con sus clientes y con mantener los estándares de solvencia que exige la normativa que rige al sector asegurador.

Publicidad

“Algunas aseguradoras han realizado los estudios técnicos necesarios para buscar el equilibrio que debe tener el servicio, cuyas conclusiones se van plasmando en ciertas nuevas políticas, en virtud de la nueva magnitud del riesgo que se asume, cada una de manera independiente y en función a su propia experiencia y situación”, explicó Salas, quien aseguró que definitivamente el riesgo ha cambiado a niveles nunca vistos en el país, y por lo tanto es necesario una revisión de la coyuntura para que las condiciones del seguro refleje esa nueva realidad.

Por ejemplo, uno de estos comunicados, de la empresa Zurich, detalla 11 modelos correspondientes a las marcas más comerciales del mercado. “Se comunica que no están asegurando vehículos que circulen en las provincias de Los Ríos, Esmeraldas, Santo Domingo y la ciudad de Machala”, indica el comunicado, en el que la empresa asegura que los ajustes se deben al alza en la siniestralidad de estos vehículos.

Estos modelos son:

  1. Chevrolet Captiva
  2. Chevrolet Sail
  3. Chevrolet Aveo
  4. Chevrolet D-Max
  5. Chevrolet Spark
  6. Chevrolet Grand Vitara
  7. Suzuki Grand Vitara
  8. Ford F-150
  9. KIA Picanto
  10. KIA Río

Otra empresa, Mapfre, comunicó: “A partir de la fecha actual la compañía dejará de suscribir y renovar de manera temporal las siguientes marcas y modelos de vehículos”. En ese comunicado se detallan seis modelos.

Publicidad

Además enumera otros siete modelos a los que se les obligará a contratar un servicio de rastreo satelital aprobado por la compañía.

Los modelos, en todas sus versiones, excluidos por Mapfre son:

  1. Chevrolet Luv D-Max y Luv
  2. KIA Optima (solo en esta versión)
  3. Toyota Hilux
  4. Mazda BT-50
  5. Ford F150
  6. Volkswagen Amarok

Mientras, Seguros Constitución especificó 19 marcas en todos sus modelos y versiones que no aseguran desde el 1 de agosto pasado, también por la alta siniestralidad. Adicionalmente tampoco aseguran vehículos de más de 3,5 toneladas, indicaron.

Estos son los modelos, en todas sus versiones, detallados por Seguros Constitución:

  1. Chevrolet D-Max
  2. Ford Ranger
  3. KIA Picanto
  4. Volkswagen Amarok
  5. KIA Sportage
  6. Chevrolet Sail
  7. Nissan X Trail
  8. KIA Sonet
  9. Renault Stepway
  10. Shineray SWM
  11. Chevrolet Tracker
  12. Chevrolet Aveo
  13. Toyota Fortuner
  14. KIA Soluto
  15. Chevrolet Beat
  16. Chevrolet Spark
  17. KIA Río
  18. Chevrolet Captiva
  19. Ford Bronco

No obstante, Salas aclaró que no es que el mercado en su totalidad haya dejado de suscribir el ramo de vehículos, pero algunas empresas han ajustado sus políticas de suscripción, las que se irán revisando en el tiempo y se esperaría que el nuevo equilibrio se encuentre pronto.

Aseguró que conoce que en los contratos en marcha se están respetando sus condiciones hasta el vencimiento. “Las renovaciones o contratos nuevos estarán sujetos a las políticas técnicas de cada empresa, como siempre ha sido, y los clientes podrán analizar, en conjunto con su asesor de seguros, las opciones del mercado para tomar su mejor decisión”, afirmó Salas.

Mercado de seguros se recupera con $ 2.007 millones en ventas en 2022 tras pandemia y salida de Sucre

Sin embargo, Salas indicó que el sector asegurador cree que la problemática no puede ser atendida exclusivamente desde la actuación de las aseguradoras, sino que debe venir por varias acciones necesarias para controlar el riesgo de robo que ha desequilibrado al segmento y esto debe comprometer a otros actores, dentro de estos, las autoridades que tienen que ver con la seguridad ciudadana, así como de otros sectores vinculados con el área automotriz.

“Con algunos ya hemos estado conversando y colaborando en estrategias y acciones que consigan ese objetivo y seguiremos sumando estos esfuerzos. Nos preocupa la situación y hacemos votos para que, con la participación de todos los actores, se pueda retornar a indicadores más estables e históricos, lo que sería nuestro mayor anhelo”, concluyó el dirigente. (I)