Roberto Salas fue asesor presidencial en temas de inversiones hasta la tarde del 23 de noviembre. El presidente Guillermo Lasso lo designó, ya por la noche, secretario Técnico de Alianzas Público Privadas (APP) y Gestión Delegada. En una entrevista con este Diario evalúa de manera positiva los resultados del Ecuador Open for Business. Da luces de cuáles proyectos podrían concretarse para la inversión privada. Destaca la participación de interesados y de la banca y fondos de inversión. Y recalca que la inversión es una gran generadora de empleo y crecimiento económico.

¿Cuál es su evaluación del Ecuador Open for Business?

Fue un éxito de convocatoria. Tuvimos como 700 personas presenciales, de estas 450 internacionales, que representaban a 56 países. Todas ellas con un nivel de participación y un nivel de decisión óptima. También tuvimos 2.000 personas en modo virtual. En cuanto al resultado de inversiones, entre el monto de intenciones de inversión tuvimos unos $ 3.300 millones. Este monto está más allá de otras que estarían por concretarse. Se hicieron más de 500 reuniones en la rueda de negocios entre ministerios y empresas. Este es un punto de partida. Ahora seguiremos adelante mejorando el portafolio. Este debería irse actualizando.

Usted decía que el portafolio es dinámico y sorprendió que aunque no estaba en este se haya anunciado la licitación de Campo Amistad, ¿qué los motivó?

Publicidad

Los proyectos que se incorporaron tienen una base de información que ya podía ser considerada en este tipo de portafolio. Los que no estaban en el portafolio se incorporaron con la intención de generar entusiasmo en estas nuevas iniciativas.

Otro anuncio que se hizo fue la creación de la Secretaría de Alianza Público-Privada y Gestión Delegada, ¿cuál es la situación, ya empezó a funcionar?

Esta fue una noticia bastante bien recibida por los conocedores de este tipo de proyectos. Esto obviamente es parte de las mejores prácticas internacionales, es decir, tener una unidad con suficientes capacidades técnicas y gerenciales para poder llevar adelante los proyectos. Este anuncio debe ser complementado con el nombramiento del secretario técnico que debe darse en los próximos días y de ahí se inicia el proceso de ejecución.

¿Pero ese puesto es suyo, verdad?

Publicidad

Eso depende del presidente, se conocerá cuando lo formalice y confirme con el nombramiento. Como consejero del presidente en estos tres meses y medio nos hemos focalizado en tres temas: ser interlocutor con inversionistas, ubicar e identificar las mejores prácticas con este tipo de inversiones, y dentro de ellas era la creación de esta entidad para que pueda ejecutar con un esquema técnico todos estos proyectos. El tercer punto era establecer un apoyo para estructurar esta reunión de inversionistas y darles un ordenamiento y priorización a los proyectos. Luego se deberá hacer un seguimiento sobre su ejecución (Efectivamente, su designación se dio con un decreto ejecutivo la noche del 23 de noviembre).

¿La Secretaría la están pensando ligera o robusta, lo que iría en contra del tema de achicar el Estado?

El Gobierno ha tenido decisión de ir hacia un equilibrio fiscal y establecer una disciplina importante de reducir lo que no está priorizado, pero también de incorporar las competencias para lograr objetivos como subir la inversión extranjera y con ella contribuir a incrementar la tasa de empleo y el crecimiento de la economía. Hay un criterio de que sea poco personal, entre 30 o 35 personas, con muchas capacidades para construir una base que lleve adelante la ejecución, darles seguimiento y ayudar a generar capacidades en todo el sector público para estructurar proyectos robustos. Actualmente a nivel mundial financiamiento existe, pero lo escaso son los proyectos técnicamente estructurados y financieramente viables. Se buscará a personas en el propio Estado, pero si se deben cubrir perfiles que no existen, entonces serán nuevas.

De los proyectos que están en el portafolio, muchos como Sacha, las refinerías, Termomachala ya venían impulsándose en el Gobierno anterior, ¿ustedes los analizaron e hicieron algún aporte extra o son las mismas iniciativas?

Publicidad

Este Gobierno está actualizando una serie de proyectos que incluyen lo que se venía haciendo y lo nuevo. En lo nuevo, por ejemplo, temas de exploración, intracampos, minería, también el caso de salud en el que hay $ 1.000 millones en iniciativas nuevas. De los que ya se venían estableciendo, varios no habían podido concretarse pero ahora, cuando se concreten, van a generar resultados más pronto. Un proyecto nuevo toma entre un año y medio y dos años. Lo que buscamos es tener impactos desde el próximo año.

¿Cuáles proyectos, entonces, considera que van a salir más pronto en los siguientes meses?

En Energía existen los proyectos que están mejor preparados, los que ya están saliendo sobre todo en temas de energía renovables como el de ciclo combinado o el de línea de transmisión .

¿Cómo avanza Sopladora?

Publicidad

En Sopladora hay interés de muchos actores de primer nivel, de muchos países. Este ha estado en un proceso de estructuración bastante sólido y esto les da confianza a los inversionistas. Por ello hay una amplia base de competencia. Seguramente se concretará el próximo año.

La cumbre de inversiones generó también encuentros entre privados, ¿tienen datos de esto?

A través de la herramienta Lexconect se generaron 4.000 contactos, lo cual apoya a que iniciativas privadas puedan ser potenciadas entre los participantes. El ministro de Producción expresó cuando se firmaron los contratos mineros que los contratos de inversión que se están firmando este año representan un incremento muy importante.

¿Cómo vio el papel del sector de financiamiento en el evento?

Nosotros a propósito sabíamos que para convocar a inversionistas no solo era importante tener los interesados, sino demostrarles que pueden financiar, en mejores condiciones que antes del 11 de abril de este año. A más de la reducción dramática del riesgo país, el aumento importante de las reservas monetarias, que se han duplicado, el haber retornado a organismos de arbitraje internacionales, tener la capacidad de financiar es tan importante como el proyecto mismo. En este sentido fue importante la predisposición de la banca multilateral para aumentar las asignaciones de financiamiento para proyectos privados bien estructurados de impacto. También estuvieron representantes de una docena de entidades de la banca privada internacional y de fondos de inversión, como por ejemplo Goldman Sachs, Citibank, DFC de EE. UU. y otros bancos y fondos. También representa una oportunidad el Programa de los EE. UU. de infraestructura: Build Back Better World (B3W). (I)