Que el presidente Guillermo Lasso, mediante decreto ejecutivo, pueda reducir el IVA del 12 % hasta en un cuarto de este impuesto es una de las posibilidades que plantea la Disposición General Quinta dentro del proyecto de Ley de Creación de Oportunidades remitido hace cuatro días a la Asamblea Nacional.

Para el analista económico Jorge Calderón, esta reducción representaría hasta el 9 %, mientras que para el economista Guillermo Granja quedaría en 3 %. Ambos consideran que la redacción es confusa y que debería precisarse.

Esta es una de las alternativas con las que el Gobierno busca impulsar el sector turístico, que se vio afectado por la pandemia COVID-19.

En esa Disposición General Quinta proponen que la reducción del IVA pueda realizarse hasta por cuatro ocasiones anuales durante los feriados, sin que se exceda de doce días del mismo ejercicio fiscal. La medida sería solo para los bienes y servicios que comprenden las actividades del sector de turismo.

Publicidad

Calderón lo ve como un estímulo para el sector turístico y afirma que países europeos lo están adaptando para que el ramo mantenga ese ritmo por varios años.

Con casi $ 3.000 millones en pérdidas el turismo no encuentra su ‘cura’ para los efectos de la pandemia

Granja considera que la propuesta es atractiva y especifica cuáles serían los mejores feriados.

“En vez de cobrar el 12 % solamente sería el 3 %, pero si eres hotelero no puedes hacerlo más de cuatro veces. Entonces, debes escoger en cuál feriado vas a aplicarlo. Eso va a ser un enganche sobre todo para feriados largos como carnaval, Semana Santa, Difuntos y son los que más generan flujo de turismo nacional, principalmente”, opina.

Durante el primer año de la pandemia, el sector turístico registró $ 2.811,9 millones en pérdidas, según el Ministerio de Turismo. También, el cierre de más de 100 establecimientos, entre estos, más de 70 hoteles de manera definitiva y 80 % de las empresas de turismo en riesgo de cierre definitivo.

Por eso Granja ve positivo que pueda aplicarse esta disminución del IVA, en caso de que el proyecto de Ley sea aprobado. Y asegura que si pasa hasta finales de octubre, el feriado de noviembre sería el primero en aprovecharse.

Eliminar impuestos para crear un régimen simplificado y variaciones en contratos laborales, entre directrices para el emprendedor dentro del proyecto de Ley de Creación de Oportunidades

Otra parte tributaria se encuentra en la Disposición Transitoria Sexta, donde los contribuyentes que estén inscritos en el Registro Nacional de Turismo, y que cuenten con la respectiva Licencia Única Anual de funcionamiento al día, podrían ampliar el plazo de amortización de las pérdidas tributarias sufridas en 2020 y 2021 hasta el 100 % por un máximo de diez años en la forma en que ellos lo estimen.

Publicidad

Granja indica que este diferimiento es importante para uno de los sectores más golpeados. Y ejemplifica: “Si tuve pérdidas por $ 100.000 yo las voy a poner a diez años y tranquilamente no tengo que declarar los $ 100.000 sino 10 % hasta llegar a 100 %”.

En la Disposición Transitoria Séptima se da un plazo de 48 meses para los contribuyentes del sector turístico que no han podido cumplir con sus obligaciones tributarias durante el 2020 y 2021 en el SRI y en el IESS.

Además, menciona otras facilidades de pago como que no será necesario abonar la cuota inicial ni la prevista para acceder a acuerdos de pago o convenios de purga de mora ante el IESS.

Y se condonarán los intereses, multas y recargos que se hayan generado, siempre que el contribuyente cumpla puntualmente con el pago de las cuotas. Caso contrario se liquidan.

Con nuevo proyecto de ley, empresas podrían pagar ‘excepcionalmente’ remuneraciones con activos

En tanto, dentro del proyecto se contempla una reforma a la Ley Orgánica de Movilidad Humana y esta consiste en agregar la categoría de nómada digital al artículo 60 sobre residencia temporal.

Es decir que el nómada digital, aquel profesional extranjero que posee una empresa propia o trabaja para una con domicilio en el exterior y que labora de manera remota, digital o teletrabajo, podría otorgársele una residencia temporal.

Y según el artículo 60 de la Ley de Movilidad, la residencia es por dos años, sujeta a renovación por una sola vez.

El experto en relaciones internacionales Carlos Estarellas afirma que esta categoría para residencia temporal es nueva en el país y señala que tiene puntos positivos y negativos.

Ecuador podría percibir ingresos por $ 120 millones anuales con el turismo de bodas; aún falta promoción, dicen dueños de negocios

“Es darle una visa de residencia rápida. Yo estoy de acuerdo en cuanto se tomen los controles porque el problema migratorio del Ecuador es complicado”, menciona.

Estarellas considera necesario, en caso de que se realice la reforma, poner los suficientes requerimientos, porque cualquiera puede “decirse nómada digital”.

“De lo que se entiende es que puedo tener mi propio negocio y considerarme así y es más peligroso”, indica y añade que estas residencias se aplican en otros países como Barbados y Panamá.

Mientras que Granja ve a esta opción como una oportunidad para las agencias de viaje y turismo. Y también la exposición que pueda surgir desde redes sociales.

“Al ofrecerle residencia temporal es como un enganche para que sea un agente comprometido. Me dan la residencia, palpo la oferta turística, entonces me comprometo y todos ganan”, dice. (I)