El Servicio de Rentas Internas (SRI) recordó a los establecimientos comerciales que tienen la obligación de emitir comprobantes de venta detallando el precio y el IVA respectivo. Lo deben hacer en todas las transacciones que realicen por la venta de bienes o la prestación de servicios, “indistintamente de si el pago es en efectivo, con tarjeta de crédito o con otros medios de pago”.

Recordó, además, que la entidad realiza controles que comprenden acciones en establecimientos comerciales sobre la emisión y entrega de comprobantes de venta, en la transferencia de bienes o en la prestación de servicios.

Explicó que durante el 2024 se han ejecutado 12.000 acciones.

Publicidad

El pronunciamiento se hizo al conocer que, como se informó en este Diario hace pocos días, muchos clientes se quejan de que hay locales en los que se ha puesto un doble precio a los productos. Uno más bajo si se paga en efectivo y uno más caro si se paga con tarjeta de crédito.

El SRI dijo que esta mala práctica afecta a los consumidores, e invitó a los consumidores a presentar su reclamo en la Defensoría del Pueblo.

De acuerdo con Napoleón Santamaría, abogado tributarista y presidente de Corporación para la Transparencia Fiscal Ecuatoriana (Cotfe), en el país se debe propender a que todos los contribuyentes facturen y declaren lo facturado. Además, todas las transacciones deben estar bancarizadas. “Ese es el éxito de un país en materia tributaria”, asegura. Explica que, por ejemplo, en Chile, el 95 % del país está bancarizado, facturando y declarando. Nosotros como Ecuador no llegamos al 50 % en estos mismos rubros.

Publicidad

Las responsabilidades de este mal comportamiento están en varios frentes. Por un lado, hay vendedores avivatos que quieren escaparse de la declaración y pago, y lo que buscan es no facturar. “Para ello dan la facilidad, entre comillas, del pago en efectivo”. Estos pagos en efectivo no se pueden registrar.

Estos vendedores, buscan no pagar impuestos y le ofrecen al cliente un precio menor en efectivo. Esto genera competencia desleal y un daño al formal, al que sí está facturando y pagando impuestos.

Publicidad

Recalca Santamaría que no facturar y trasladar la tarifa de uso de la tarjeta al cliente son actitudes ilegales, ilícitas de los vendedores. Lamenta que de lo que se sabe estos comportamientos pasan en muchos locales comerciales, en venta de repuestos, de tecnología, en los sectores informales como la Bahía, entre otros.

En este sentido, hizo un llamado al cliente a exigir la factura porque de lo contrario estarán contribuyendo a la evasión de impuestos. La evasión de impuestos, además, es parte de toda una estructura criminal del lavado de activos, explica. Los ciudadanos no pueden ser cómplices del lavado de activos, dice.

Entre tanto, indica que el SRI también debería mejorar su gestión y control. Lamenta que se hayan desincentivado los pedidos de factura al haber reducido las deducciones de gastos personales. Considera, por otro lado, que el SRI debe valerse de más fedatarios y de big data, inteligencia artificial para hacer los controles. Destaca que para realizar cobros el SRI es muy eficiente, lo cual sería una fortaleza. (I)