Parte del arroz que el sector industrial arrocero ecuatoriano contrató para ser importado desde Uruguay ya llegó al país. Según Juan Pablo Zúñiga, director ejecutivo de la Corporación de Industriales Arroceros del Ecuador (Corpom), un primer cargamento de cerca de 400 toneladas arribó el 11 de septiembre pasado al puerto marítimo de Guayaquil desde Uruguay. Este primer cargamento es “una cantidad mínima” que forma parte de las 15.000 toneladas que deben llegar de manera gradual dentro de las próximas ocho semanas.

Estaba previsto que la gramínea empezara a llegar los primeros días de septiembre, pero sufrió retrasos debido a los problemas ocurridos en el canal de Panamá. Por esta razón, reveló Zúñiga, el resto de cargamentos llegará a partir del 2 de octubre próximo. “De aquí vienen programaciones a partir de los primeros días de octubre. Estarán llegando un promedio de 1.000 a 1.500 toneladas semanales hasta completar un lote total que se negoció con Uruguay, que fue de 15.000 toneladas”.

Problema climático en el canal de Panamá retrasa la llegada de arroz uruguayo a Ecuador

Calculó que la totalidad del contingente que llegará desde Uruguay se estará completando entre finales de noviembre e inicios de diciembre, aunque advirtió que esos tiempos también dependen de la situación de las navieras con la afectación por los problemas del canal de Panamá, que además de los retrasos se refleja en incremento de los costos de los fletes.

Publicidad

Zúñiga reiteró que las empresas ecuatorianas solicitaron al proveedor en Uruguay que procure trabajar con navieras que no utilicen como ruta el trayecto del canal de Panamá, sino por la parte sur del continente, por el estrecho de Magallanes, para evitar los retrasos.

“Esperamos que los precios no se vean tan afectados por el costo de los fletes; eso solo lo sabremos cuando el producto llegue acá, y tendremos que hacer la liquidación de estos gastos extras que se están generando, no solo por el incremento del costo del flete, sino también por el tiempo, el costo financiero, por todo lo que ocasionan estos retrasos que se escapan del control tanto del embarcador como de aquí los importadores”, sostuvo Zúñiga.

Este proceso ha tomado cerca de tres meses, pues la importación de arroz fue autorizada en junio por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que dispuso que se importen 63.246 toneladas hasta el 31 de diciembre del 2023, después que se presentó escasez en el mercado debido a problemas con el clima que afectaron cerca de 40.000 hectáreas de cultivos, lo que representa dos meses de consumo.

Publicidad

Añadió que, una vez que empiecen a llegar los contingentes más grandes de arroz, el proceso a seguir será trasladarlos a las plantas de las empresas importadoras para procesarlo y adaptarlos a los estándares de calidad del mercado local y ser reempacados para ponerlos en el mercado para normalizar el abastecimiento a nivel nacional. Esto se verá en las perchas desde los primeros días de octubre, calculó Zúñiga.

Menos oferta de arroz y variación de precios se empiezan a notar en las perchas de los supermercados

El titular de Corpcom aseguró que las 15.000 toneladas que llegarán desde Uruguay hasta diciembre representan tan solo seis días del consumo nacional, por lo que aseguró que “no van a perjudicar en lo absoluto a la cosecha nacional”.

Publicidad

“Las piladoras estamos garantizando e invitamos a los productores a que entreguen toda su cosecha, que lo que se alcance a rescatar del campo sea entregado a las piladoras. En ningún momento estas importaciones van a reemplazar a la producción nacional”, afirmó Zúñiga. Aclaró que las importaciones solo son para cubrir el déficit que se presentó en el primer semestre del año.

No se descarta traer más arroz para garantizar abastecimiento del primer semestre del 2024

Sin embargo, después que el sector industrial culmine con la importación de esas 15.000 toneladas de arroz, continuará trayendo arroz en cáscara para abastecer a las piladoras hasta completar el contingente aprobado por el MAG en julio (63.246 toneladas).

“Con la importación de arroz en cáscara lo que se logra también es tener los subproductos del arroz que son utilizados como materia prima para la industria del alimento balanceado, para las camaroneras, para las avícolas, inclusive para la industria cervecera. Obviamente es un tema transversal que se lograría con eso”, explicó el director ejecutivo de Corpcom.

Agricultores presentaron una acción de protección para que ‘no se importe más arroz’

Este arroz en cáscara vendría desde Estados Unidos, que actualmente está en cosecha de arroz y podría abastecer al Ecuador, proyectó Zúñiga, al revelar que ya no hay posibilidad de importar desde Mercosur, pues el principal país exportador, Brasil, cerró sus exportaciones para asegurar su seguridad alimentaria e incluso empezó a abastecerse de otros países, como Uruguay, Argentina y Paraguay.

Publicidad

Asimismo, el vocero del sector industrial arrocero adelantó que, tras completar el contingente aprobado por el MAG, el sector podría iniciar un nuevo proceso para que se permita la importación de más arroz como medida de prevención ante el impacto que el fenómeno de El Niño pueda causar en la producción nacional y poder garantizar estocaje para el primer semestre del 2024. “De aquí en adelante, tenemos que hacer las evaluaciones de qué es lo que pasa con El Niño para ver posibles nuevos contingentes que se requieran, pensando en que posiblemente no tengamos arroz para todo el primer semestre del próximo año. Tenemos que tomar medidas preventivas y no esperar a tener problemas serios; obviamente, viendo lo estrictamente necesario para que no perjudique a la producción nacional”. (I)