Publicidad

Nuevos giros de negocios y créditos ayudaron a escuelas de conducción durante la pandemia

Actualmente parte de la formación que imparten estos centros se hace a través de plataformas digitales, para lo que tuvieron que invertir.

Aneta utilizó sus recursos logísticos, como sus vehículos eléctricos y motocicletas, para un nuevo giro de negocios enfocado en el delivery, que aún mantiene como solución de envío de paquetería para empresas. Foto: Aneta

La situación de las escuelas de conducción, como las de cualquier otro negocio durante los meses más duros de la pandemia, fue apremiante, aseguran sus administradores y gerentes. Con locales cerrados, sin ingresos, con nómina que pagar y un futuro incierto, se vieron obligados a innovar para evitar la quiebra.

Por ejemplo, en el caso de Automóvil Club del Ecuador (Aneta) apresuraron la utilización de una plataforma digital para que sus alumnos reciban sus clases teóricas, comentó Santiago Viteri, jefe de Marketing de la empresa.

Aclaró que Aneta ya contaba con la plataforma, pero estaba enfocada solo a la capacitación de sus instructores, por lo que hubo que adaptarla para poder migrar a ese entorno digital a todos sus estudiantes.

“El desarrollo de la plataforma implicó inversión económica, pero sobre todo resolver la situación muy rápido, con mucho esfuerzo nos reinventamos”, sostuvo Viteri, quien aseguró que actualmente la plataforma es muy amigable e interactiva, con clases en vivo y proyección de videos.

Publicidad

Escuelas de conducción ofrecen cursos online por la pandemia

Sin embargo, para evitar desvincular a personal operativo paralelamente crearon un nuevo servicio de delivery mediante el desarrollo de una app llamada Aneta Express, con el objetivo de dar una solución a las entregas durante la pandemia utilizando sus autos eléctricos y motocicletas.

Pese a que la situación ya no es tan adversa como hace un año; la empresa mantiene este servicio enfocado al envío de paquetería a empresas.

Mientras, la escuela Manejo Seguro, cuyos ingresos se desplomaron hasta el 50% durante ese periodo, también optó por el desarrollo de un nuevo giro de negocios durante el tiempo de confinamiento y asimismo lo hicieron con los deliverys, señaló Christian Taleb, accionista de la empresa.

Explicó que con una alianza con supermercados Del Portal lograron que 30 de sus trabajadores obtengan ingresos utilizando 15 de los vehículos de la empresa.

“A ellos (Del Portal) le colapsó su sistema de delivery y les conseguimos trabajo a nuestros trabajadores prestándoles nuestros carros y Del Portal les pagaba directamente a ellos, y esa fue nuestra ganancia como empresa, no tener que pagar los sueldos a los trabajadores durante esos meses”, sostuvo Taleb, quien señaló que la empresa también invirtió en el desarrollo de una plataforma para que sus alumnos puedan tomar las clases teóricas por vía telemática.

“Compramos la versión empresarial de Google Meet y le hicimos algunas adecuaciones”, reveló Taleb, quien agregó que, además, desarrollaron un sistema en el que los estudiantes se pueden preinscribir vía online con el 5% de descuento.

Publicidad

Sobre la situación actual, Taleb señaló que después de la pandemia el negocio se mantuvo entre el 15% y el 20% menos en comparación con un año normal y aunque en lo que va del 2021 se ha visto un repunte aseguró que aún es apresurado establecer un análisis.

“Todo depende de las vacunas, la reactivación de la economía, estamos por empezar la temporada alta, pero no sabemos cómo va a reaccionar”, manifestó el accionista de Manejo Seguro, quien aseguró que las clases prácticas se dan con todas las medidas de bioseguridad, incluso con una división de vinil entre el estudiante y el instructor dentro de los vehículos para evitar el contacto.

Cómo renovar la licencia de conducir no profesional: usuarios de Guayaquil tienen cinco oficinas cercanas

“No hemos tenido casos de COVID dentro de la escuela, esa es la nueva normalidad que nos toca vivir”, reflexionó Taleb.

Mientras, los trabajadores de la escuela Ecuaconduzca estuvieron paralizados de mediados de marzo hasta mediados de junio cuando pudieron reactivarse, según explicó Octavio Jarrín, gerente general de la empresa.

“Las escuelas no iniciamos operaciones sino a mediados de junio 2020, ya que la autoridad nacional debió darnos el visto bueno para operar con los diferentes sistemas de cursos virtuales que tuvimos que implementar con el costo adicional que eso significó”, sostuvo Jarrín, quien añadió que para cumplir con las obligaciones atrasadas, consecuencia del cierre, recurrieron a un crédito del programa estatal Reactívate Ecuador

El crédito les permitió cumplir con los empleados y asumir las inversiones adicionales en medidas de bioseguridad, explicó el gerente general de Ecuaconduzca, que en los meses posteriores a julio del 2020 vio reducidos sus ingresos en alrededor del 50% a casusa de la pandemia.

Ahora, según Jarrín, las expectativas de recuperación se centran en la aprobación de la nueva Ley de Tránsito, en manos de la Asamblea, la cual garantizaría la obligatoriedad de los cursos de conducción para la obtención de la licencia para no profesionales, requisito eliminado de la Ley en el 2015.

En tanto, la Escuela de Conducción Profesional de la Espol (Conduespol) también reestructuró sus estrategias para hacer frente a la crisis, sostuvo su directora académica, Maite Olmedo, quien aseguró que esto generó que los resultados económicos del 2020 fueran mejor de lo esperado.

“Al ser una empresa pública de autogestión nos tocó reestructurar la estrategia comercial y administrativa, reinventarnos en la forma de ofrecer nuestros servicios, de comunicarnos con los usuarios y en la manera de realizar las actividades administrativas”, explicó Olmedo, quien señaló que dentro de estas estrategias también se adquirió una plataforma académica con la finalidad de desarrollar el proceso formativo de cada tipo de licencia.

Además capacitaron a sus docentes en el Centro de Investigaciones de Servicios Educativos de Espol (CISE) sobre el Diseño instruccional para ambientes virtuales, se instalaron mamparas en los vehículos entre el conductor y el acompañante, se establecieron medidas de apoyo económico para estudiantes y se adquirieron implementos y equipos de bioseguridad. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Lo último

No nos hagan rogar

Vacunen en malls, parroquias... Supriman las torturas de las páginas de internet y las llamadas a números que no responden.

Publicidad