Tras seis meses de preparación, desde mayo pasado, 22 estudiantes se graduaron y obtuvieron la licencia profesional tipo E, como parte de la la segunda promoción de Mujeres al Volante, un programa impulsado por Holcim Ecuador, Conduespol, Cervecería Nacional, Conexpet, Bimbo y Nirsa, además tiene el aval de ONU Mujeres.

Esta alianza estratégica tiene como propósito construir oportunidades en el ámbito laboral, abriendo camino para que las mujeres formen parte de cargos operativos, promoviendo que sea un país más igualitario y diverso. En total ya son 51 mujeres conductoras profesionales que se han graduado de este programa, la primera promoción concluyó en marzo pasado con 29 conductoras con licencia tipo G, que sirve para maquinaria agrícola, maquinaria pesada, equipos camineros (tractores, moto niveladoras, retroexcavadoras, montacargas, palas mecánicas y otros).

Becas del 90 % para que mujeres obtengan licencia para conducir camiones pesados y extrapesados

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), las mujeres poseen una tasa mayor de desempleo en el país. A escala nacional, el 4,7 %, de las mujeres estaban en situación de desempleo en enero del 2023, mientras que la tasa de los hombres fue de 3,1 %. Sin embargo, hay una reducción de tres puntos frente al año pasado, cuando las mujeres tenían una tasa de desempleo de 6,7 %.

Publicidad

“La igualdad de oportunidades para la mujer es más que un objetivo, es una condición necesaria para el desarrollo de las personas, de las familias y la sociedad”, indicó Caterina Costa, presidenta del Directorio de Holcim Ecuador, durante la ceremonia de graduación en el auditorio Stem de la Espol.

Mujeres al Volante nació en el 2022, las 22 estudiantes de la segunda promoción son de las ciudades de Guayaquil, Quito, Salinas, Otavalo, Cuenca, Machala y Zamora, quienes formaron parte del programa de estudio que arrancó en mayo y finalizó en octubre del presente año y lograron obtener su licencia tipo E, lo que les permitirá operar tráileres, volquetas, tanqueros, plataformas públicas y mixers.

Una de las graduadas de la segunda promoción fue Katherine Sánchez, de 29 años, de la provincia de Pichincha. Comenzó desde los 12 años a conducir. Recordó que su padre fue quien se convirtió en su instructor y principal motivador para involucrarse en esta profesión. “Él me decía: entre más joven se involucre en una actividad, mejores serán en el futuro”, dijo la joven conductora.

Publicidad

Volantes de camiones, grúas y montacargas ya no son exclusivos de los hombres, mujeres destacan y buscan nuevas oportunidades laborales

Sánchez indicó que se dedica a las ventas como mercaderista, aunque no descartó estar detrás de un volante, hasta que llegó la oportunidad de participar en Mujeres al Volante.

Su compañera María Fernanda Santos, de 38 años, de la provincia del Guayas, contó que nunca se imaginó conducir en transporte pesado. Recordó que desde el año pasado quería ser parte del programa, postuló para obtener la licencia tipo G, pero no fue seleccionada hasta que en abril pasado la llamaron para que participe con una beca.