Que los restaurantes estén llenos, que los hoteles se estén llenando, que guías estén esperando con letreros a los turistas en el aeropuerto es una muestra para el ministro de Turismo, Niels Olsen, de la recuperación del sector y que “este es el momento perfecto para invertir en turismo, montarse un hotel, un restaurante, una cafetería o convertirse en guía, en transportista de turismo”. Él cumple con el Gobierno un año de gestión y la evalúa en que se han igualado o superado las cifras prepandémicas, que en otros aspectos todavía hay mucho por hacer, pero que en términos generales esta cartera de Estado y el presidente Guillermo Lasso han cumplido con su palabra y sus compromisos en este primer año que fue resolver los problemas más urgentes.

¿Qué se hizo para reactivar al sector que fue uno de los más perjudicados de la pandemia?

El 24 de mayo nos comprometimos a dar cuatro soluciones más urgentes que el sector turístico necesitaba. El primero era priorizar la vacunación al sector turístico para poder generar confianza en los turistas y seguir viajando por el país, y lo logramos. El segundo fue darle un alivio financiero a la industria de turismo que fue la más golpeada por la pandemia, logramos que todas las empresas de turismo puedan reestructurar sus deudas con el SRI y el IESS hasta por cuatro años sin cuota inicial, que las que hayan registrado pérdidas en 2020 y 2021 puedan descontarlas al impuesto a la renta hasta por diez años. Llegamos a un acuerdo con la CFN para que puedan reestructurar sus deudas hasta con cinco años de gracia al 7 %. La disminución del IVA del 12 % al 8 %.

El tercer compromiso fue la promoción del país, logramos un presupuesto de $ 47,5 millones, ya hemos participado en ferias. Y el cuarto fue la conectividad aérea, cuando arrancó nuestra gestión nos pedían al Gobierno que controlemos los precios de los boletos y mi respuesta siempre ha sido ‘eso es contraproducente’ porque lo único que va a ocasionar es ahuyentar la inversión de las aerolíneas; lo que teníamos que hacer era generar un entorno favorable para que más aerolíneas entren a competir y eso lo hemos logrado. Por ejemplo, hay una nueva aerolínea de bandera nacional, Equair, que ha entrado a competir y conectar Guayaquil, Quito y Galápagos y los resultados ya son tangibles, ya vemos cómo los precios han disminuido sustancialmente en estas rutas. Vemos que Latam a partir de julio incrementará en un 60 % sus frecuencias desde el Ecuador, si lo comparamos con el 2019 son excelentes noticias, y abren una nueva ruta que es Guayaquil-Cuenca, están duplicando su frecuencia de Quito a Manta, incrementando sus frecuencias a Loja , también a Bogotá. Avianca abrió nuevas rutas. Aeroregional conectó Quito con Santa Rosa, luego KLM, American Airlines han igualado el número de frecuencias al 2019.

Publicidad

El Gobierno está poniendo énfasis en los contratos de inversión, ¿cuántos se han firmado en turismo?

En este momento tenemos más de $ 90 millones en contratos de inversión que van a generar más de 600 plazas de trabajo en Guayas, Pichincha, Manabí y Napo, principalmente en alojamiento, nuevos hoteles, pero también en alimentos y bebidas y operación turística. Esto es un claro ejemplo de cómo el sector privado, los inversionistas, empresarios nacionales e internacionales confían en el Gobierno y la seguridad y estabilidad jurídica que este Gobierno les da.

¿Qué falta? ¿Qué sigue en la agenda?

Este año pusimos la casa en orden, cumplimos con las urgencias del sector, ahora tenemos que trabajar en la reactivación de nuestra industria. Ya la próxima semana firmamos el contrato con el relacionista público de Estados Unidos, de Canadá, de Gran Bretaña y los otros países de Europa occidental, estaremos participando en eventos internacionales de turismo junto al sector privado, tenemos varios viajes de prensa, viajes de familiarización que estaremos ejecutando este año. El lanzamiento de la visa nómada también ya está para julio, permitirá a trabajadores remotos de otros países trabajar en Ecuador, la ventaja de esto es que estarán gastando su dinero en nuestra economía y de esta manera generando más empleo y viajando más por el país.

Publicidad

No les fue bien con el reglamento para plataformas como Airbnb, ¿se va a insistir o ahí quedó?

Lo que buscaba el Ministerio de Turismo y el Gobierno era legitimar esta actividad para formalizarlos y que no trabajen desde la informalidad, que formen parte del catastro del Ministerio de Turismo. Este Gobierno crea reglamentos con base en las coincidencias, el diálogo y en esta ocasión entre los grupos de interés que son las alcaldías, los anfitriones, sector hotelero y la academia no hubo coincidencias, así que por el momento está suspendido el reglamento Airbnb. Lo importante es que el Gobierno y el Ministerio dan la bienvenida a las plataformas de economías compartidas y no es el objetivo del presidente ni del ministerio obstaculizar a los emprendedores, sino completamente lo contrario, legitimar y formalizar para que haya más emprendimientos formales en el Ecuador.

¿En qué plan están trabajando para que el tema de seguridad no afecte esta recuperación del sector?

Esta es la prioridad número uno del presidente en este momento, desde el Ministerio de Turismo hemos activado y formado a más de 300 agentes de la Policía Turística que están en los principales destinos turísticos del país. Por otro lado, las buenas noticias es en alertas de viaje de Estados Unidos, cuando empezó nuestra gestión estábamos en nivel 4, porque seguíamos con las olas de la pandemia. Luego, en febrero, Ecuador junto a otros cuatro países latinoamericanos bajó a nivel 3, esa es una excelente señal, y hace poco bajaron a nivel 2, eso es superimportante para generar confianza en nuestro principal mercado emisor de turistas y eso ha permitido que las cifras de turistas llegando al Ecuador desde EE. UU. sean iguales o mejores que en el 2019. Según ForwardKeys, que monitorea la compra de los boletos aéreos en el futuro, Ecuador ha recuperado el 100 % de la llegada de turistas estadounidenses si lo comparamos con el 2019. En junio, julio y agosto, que es la temporada más alta para el país, habremos recuperado el mismo número de turistas estadounidenses. Esos boletos están comprados. Esos datos son con corte a mayo, estoy seguro de que vamos a superar las cifras del 2019. (I)