La región se ha movilizado ante las detecciones del Fusarium raza 4 (Foc R4T) en Colombia, en agosto del 2019, y en Perú, en abril de este año, pasando por una alerta en Venezuela que las autoridades de ese país descartaron a finales de abril.

El refuerzo de las medidas de contención, para evitar que la plaga se propague en la región, la creación de la Alianza Global Contra el R4T, en el 2020; así como la implementación de un centro permanente de monitoreo, propuesto por la Comunidad Andina de Naciones (CAN) la semana pasada, que funcionaria en Lima, han marcado las estrategias comunes anunciadas por los ministros de Agricultura de los países andinos.

Venezuela descarta el Fusarium Raza 4, mientras Ecuador refuerza controles en frontera con Perú

Además del apoyo de entes internacionales para programas y capacitaciones como el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

La importación de variedades tolerantes o resistentes al hongo es otra de las acciones. En Ecuador, la empresa privada así como el Gobierno están ultimando los procesos para importar estos materiales.

Publicidad

Raúl Jaramillo, director de Investigaciones del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), confirmó a Diario EL UNIVERSO que la compra e importación de una “variedad resistente” está por concretarse.

“Después de haber buscado ampliamente en organismos internacionales, centros de investigación, empresas que tengan un material resistente al Fusarium, se está concretando la compra de material”, sostuvo Jaramillo, quien prefirió la reserva del nombre de la variedad y del país de origen, aunque adelantó que las plantas llegarían a Ecuador en aproximadamente 45 días.

Ecuador se mantiene sin Fusarium raza 4 y evaluará una variedad de banano resistente, el formosana

Jaramillo detalló que el material estará por un tiempo de cuarentena para validar su comportamiento en campo, lo que puede demorar entre 12 y 18 meses antes de contar con el informe que permitiría importar las plantas.

Sin embargo, el Iniap también monitorea otras variedades. Jaramillo indicó que se han identificado materiales experimentales en Australia, Brasil y Centroamérica que se están evaluando en países con Fusarium. “El Iniap monitorea el avance de estos estudios y estaríamos interesados en importar variedades que resulten interesantes para el país”, sostuvo el funcionario.

En tanto, en el sector bananero nacional se habla del Formosana o 218, una variedad que ya se utiliza en Filipinas y que se encuentra en un proceso de aprobación para su importación a Ecuador impulsado por empresas privadas, junto con otro clon, el Gal de Israel, informó Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec) .

El Formosana que las bananeras buscan importar es originario de Taiwán, aunque la variedad que les interesa es un clon desarrollado en Israel.

Publicidad

El pedido de autorización para la importación de estas dos variedades fue remitido el 3 de mayo pasado por el Clúster Bananero, conformado por Acorbanec, la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), la Corporación Regional de Bananeros del Ecuador (Agroban) y la Cámara de Agricultura de la Segunda Zona.

El Clúster remitió el pedido a Xavier Lazo, ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), y al director ejecutivo de Agrocalidad, Patricio Almeida.

En la comunicación se detalló que el financiamiento e importación de los clones, provenientes de la empresa Rahan Meristem, estarían a cargo de Cormael, Jasafrut, Palmar y Asoagribal, miembros representantes del Clúster en la provincia de El Oro.

“Estas variedades, la Formosana o 218 y el Gal, se están probando en Filipinas, que es el país que más ha sido golpeado por el Fusarium raza 4. Ya van por la tercera cosecha (tres años)”, expresó Salazar, quien prefiere llamar a estas variedades tolerantes y no resistentes debido a que siguen en proceso de evaluación.

Añadió: “Ya estamos haciendo las gestiones como sector privado y Agrocalidad ha dado las autorizaciones para poder importar estas variedades tolerantes y establecer un protocolo para probarlas en las zonas productoras”.

Por su parte, Almeida en su respuesta al Clúster el viernes pasado solicitó que se remita información para avanzar en el proceso de autorización del centro de propagación de donde se importará el material, como la identificación del centro de producción de material vegetal de propagación, así como de las especies vegetales, incluido variedad/clon, del material, entre otros requisitos.

Mauricio Madrigal: El banano formosana puede ser el reemplazo del cavendish

Adicionalmente, solicitó la evidencia científica que respalde el carácter diferencial del material a importarse, en este caso el de tolerancia a Foc R4T; información que se pondrá en conocimiento del Iniap para su análisis.

Además, “con el fin de poder atender su requerimiento de forma inmediata”, Almeida invitó a los representantes del Clúster a una reunión de trabajo para aclarar cualquier duda o consulta referente al Protocolo para importación de material vegetal de propagación de musáceas con fines de investigación, propuesto por Agrocalidad.

Esta reunión se realizará el miércoles 12 de mayo, a las 15:00, a través de la plataforma Zoom.

Este Diario consultó al director ejecutivo de Agrocalidad sobre este proceso. Almeida confirmó que los protocolos de importación de materiales tolerantes están vigentes. Además corroboró que el clúster tiene identificado cierto material resistente al Fusarium raza 4.

“Hemos recibido un pedido puntual al respecto que está siendo atendido. Hay algunos detalles que ya se están solventando por parte del obtentor que los estamos gestionando y sobre todo apoyando para contar con esos materiales lo antes posible y sobre todo con todas las garantías fitosanitarias y de adaptabilidad, distinguibilidad y estabilidad”, manifestó Almeida. (I)