El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) informó hace pocos minutos que, dentro de una política de manejo eficiente de recursos, finalizó 364 contratos de personal asignado a proyectos no ejecutados. El número de personas desvinculadas corresponde a menos del 1 % del personal dentro de la plantilla total, de aproximadamente 38.000 servidores.

De acuerdo con la entidad, el proceso no se refiere a una simple desvinculación de personal, sino al resultado de una evaluación técnica de la estructura en que han permanecido posiciones que se generaron para proyectos que no se implementaron. Implica, además, el análisis de correspondencia de perfiles a los puestos y de partidas financiadas para asumir el pago de los contratos. La acción se alinea a la Resolución 634, aprobada en marzo de 2021 por el Consejo Directivo, que autoriza cambios en la estructura orgánica. La mayoría de contratos finalizados corresponde a contratos ocasionales, indicó el IESS.

La estrategia de optimización va en camino de defender la economía institucional del IESS, mirando su sostenibilidad y siempre respetando la Ley Humanitaria, la Ley de Discapacidad y la transitoria undécima de la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep).

El presidente del Consejo Directivo, Jorge Madera, ha afirmado que la necesaria reestructuración institucional no deberá afectar los servicios de la Seguridad Social, en especial los de salud, los cuales más bien se potenciarán con el ordenamiento y optimización de los recursos de los asegurados.

El IESS informó que de esta manera entra a un proceso de transformación guiado por la transparencia y la anticorrupción, para fortalecer la Seguridad Social del Ecuador.