El presidente de la República, Guillermo Lasso, ratificó “en todo su contenido” el Convenio sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y nacionales de Otros Estados de 1966, también conocido como Ciadi. Lo hizo a través de Decreto Ejecutivo 122 del 16 de julio pasado.

De esta manera, Ecuador se ha convertido en el país 156 en ratificar dicho convenio, aunque deberían pasar aún seis meses antes de que entre en vigencia. Este convenio le permite al país tener acceso al arreglo de diferencias relativas a inversiones de conformidad con el Convenio del Ciadi y el Mecanismo Complementario, así como a las instalaciones y los servicios especializados del Secretariado. Los Estados miembros tienen su representación en el Consejo Administrativo. También pueden proponer personas para las listas de árbitros y de conciliadores del Ciadi, al igual que realizar designaciones y notificaciones a efectos del Convenio del Ciadi.

Ecuador firmó originalmente el Convenio y depositó el instrumento de ratificación el 15 de enero de 1986. De acuerdo con el artículo 68 (2), el Convenio entró en vigor para Ecuador el 14 de febrero de 1986. El 6 de julio de 2009, el Grupo Banco Mundial (GBM) recibió del gobierno de Rafael Correa una notificación escrita de denuncia del Convenio del Ciadi, la cual entró en vigor el 7 de enero de 2010, seis meses después de recibida la notificación de Ecuador.

Sin embargo, el gobierno de Guillermo Lasso ha considerado que el retorno al Ciadi sería un paso importante para tener mayor confianza hacia el país y la atracción de inversiones. Así el país cumplió una serie de requisitos. El 21 de junio de este año la embajadora de Ecuador en EE. UU., Ivonne Baki, había suscrito nuevamente el Convenio. El tema fue enviado a la Corte Constitucional para conocer su criterio sobre la constitucionalidad y la necesidad de pronunciamiento de la Asamblea sobre dicho convenio.

El 30 de junio mediante dictamen 5 21 TI/21 la Corte Constitucional estableció que la ratificación del convenio no requería de aprobación legislativa ni de dictamen previo vinculante de constitucionalidad. Adicionalmente, el 5 de julio se notificó a la Asamblea con el contenido del convenio.

Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, consideró que el regreso del Ecuador al Ciadi es un paso importante para ir recuperando la credibilidad internacional y fortalecer el clima de inversiones en el país. “Es una excelente noticia para el país”, dijo.

Entre tanto, el expresidente Rafael Correa consideró que la ratificación contradice “abiertamente la Constitución de la República. Cuando empecemos a sufrir las consecuencias de esta nueva entrega a la patria, por favor no olviden a sus autores”. El gobierno de Correa fue el que denunció el convenio, pero previamente había realizado una serie de cambios a contratos petroleros, lo que provocó varias demandas en contra del país en el seno del Ciadi. Aunque el país salió de dicho régimen de arbitrajes, ha recibido varias multas generadas en las acciones del gobierno de Correa. El último pago que deberá hacer es de $ 374 millones, por la demanda de Perenco. A su vez, la Procuraduría buscando los mecanismos correspondientes de repetición a los funcionarios que provocaron la demanda.