El Gobierno nacional tiene la alternativa vial definitiva que permitirá superar los problemas de conexión vial entre las provincias de Napo y Sucumbíos, afectadas por la erosión regresiva del río Coca, que tendría una longitud de 80 kilómetros por un monto de $ 140 millones, cuya construcción se proyecta en un plazo de dos años.

La información la proporcionó el ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera, al comparecer este 27 de enero ante el pleno de la Asamblea Nacional para informar sobre las acciones concretas realizadas por esa cartera de Estado para enfrentar los problemas ocasionados por la erosión continua del río Coca.

Gobierno construirá una carretera en la orilla contraria de la erosión regresiva del río Coca

La vía de 80 kilómetros de longitud tendrá el tramo Santa Rosa de Quijos-Reventador, de los cuales los primeros 15 km sentido Quito-Lago Agrio se encuentran abiertos con una vía de tercer orden y los últimos 20 km poseen una vía ejecutada por la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec). Faltarían alrededor de 45 km por intervenir desde cero.

Cabrera indicó que esta alternativa definitiva implica cambiar la ruta a la orilla derecha de la erosión, y tendrá un valor aproximado de $ 140 millones, que implican la construcción de siete puentes en un plazo de ejecución de 24 meses.

Publicidad

Anunció que en las próximas semanas se realizará la contratación de los estudios técnicos para la construcción de esta vía definitiva de 80 kilómetros, para ello se buscará el financiamiento en la agencia del Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Andina de Fomento o el Banco Mundial.

Alternativas provisionales

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera, precisó que mientras se hace la construcción vial definitiva, el ministerio presenta dos alternativas viales temporales, que son abrir un tramo de 8 kilómetros desde el poblado San Luis a El Reventador; y la segunda alternativa es desde San Carlos-El Reventador, que tiene 19 kilómetros. Para esas alternativas se han efectuado trabajos de topografía y se han mantenido las primeras reuniones.

La construcción de estos tramos se ejecutará mediante convenios de cooperación entre los gobiernos autónomos provinciales de Napo y Sucumbíos, y los gobiernos municipales de la zona, con la participación de Petroecuador y el SOTE, con el objetivo de brindar la maquinaria y los equipos necesarios para ejecutar una vía provisional que permita establecer la movilidad en el sector.

Al momento el equipo topográfico del ministerio terminó de levantar la información técnica para la ejecución de la vía provisional, los estudios concluyeron, y a partir de este 27 de enero se encuentra la maquinaria en el sector para iniciar el camino piloto.

Estos caminos, insistió el funcionario, no serán la solución definitiva, pero sí permitirán dar conectividad a las poblaciones que se encuentran al lado izquierdo del río Quijos. (I)