El consumo de telefonía y televisión pagada es lo primero que se verá afectado en los hogares que ya sintieron el impacto en sus ingresos por un pago mayor de impuesto a la renta.

Eliminar esos gastos es la primera opción en el 54,8 % de personas que tienen ingresos mensuales iguales o superiores a $ 2.000, que son a quienes la aplicación de la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal les significó un mayor descuento en sus sueldos desde enero del 2022 por este impuesto.

La Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG) realizó una encuesta a 273 personas de ese segmento sobre los efectos de la nueva política tributaria en los ingresos, 210 respondieron qué harán y esa fue la respuesta mayoritaria. El objetivo fue conocer el impacto de la aplicación de la rebaja de gastos personales en el impuesto a la renta, antes eran deducciones mayores.

Otro 19,5 % optó por la mensualización de su decimotercer sueldo. Sin embargo, al sumar cada respuesta que incluye reducir algún gasto en el hogar como en alimentación, salidas a restaurantes, ropa, paseos, viajes, programas de educación de cuarto nivel, etcétera, puede llegar al 70 % la decisión de eliminar gastos de la casa para cubrir el mayor pago de impuesto a la renta.

Publicidad

Pocos –un 1 %– son los que piensan cambiar a sus hijos de colegio o prescindir del servicio doméstico.

Una de cada cinco trabajadoras domésticas perdió su empleo por la pandemia. En Ecuador la situación fue peor

Esto preocupa más a la Unión Nacional de Trabajadoras del Hogar y Afines, pues este sector ya ha perdido muchas plazas de empleo y el beneficio de la seguridad social. “Ellos siempre dicen que los impuestos son muy altos”, indica su presidenta Lenny Quiroz, y las que fueron despedidas en la pandemia y vueltas a contratar ahora trabajan pero solo por días y por un pago de $ 15, $ 20 y $ 30.

Casi un 77 % de hogares tomará medidas ante el nuevo valor que se debe pagar por impuesto a la renta, según una encuesta de la UTEG. Un 50,9 % realizó un cálculo previo para saber cuál sería el efecto en sus ingresos y el 49,1 % esperó hasta fines de enero para ver el descuento en su sueldo.

A la pregunta de ¿qué tipo de medida utilizará para no verse afectado en sus ingresos?, las respuestas fueron varias opciones y también reclamos. “Mensualizar, eliminar gastos y bajar totalmente el consumo. Es un abuso a la clase trabajadora. Quita todo estímulo para mejorar o buscar nuevas oportunidades, equivale a pagar más de los décimos al Estado. Un abuso que debe ir a consulta”, dijo uno de los consultados.

Una reforma a la ley o darle de baja son otros de los pedidos, y es algo que está en un proceso que se avizora largo. La Corte Constitucional admitió a trámite una demanda contra la reforma tributaria vigente, y en la Asamblea Nacional se decidirá consultar o no a ese mismo organismo si los legisladores pueden derogar una ley económica urgente promulgada como decreto-ley, pues hay planteados dos proyectos que tienen ese propósito de echar abajo los cambios tributarios.

Publicidad

Trámite de demanda contra reforma tributaria de Guillermo Lasso puede durar años en la Corte Constitucional

CAL sugiere consultar a la Corte Constitucional sobre derogatoria de reforma tributaria

Y es que los ajustes en los hogares se dan porque perdieron de $ 100 a $ 199,99 (24 % de encuestados), de $ 200 a $ 399,99 (24 %) y de $ 500 y más (24 %); mientras que para un 22 % la reducción de ingresos fue de $ 1 a $ 99,99 y para el 6 % de $ 400 a $ 499,99.

Ante este panorama, el camino tomado –que también es el sugerido– es el de reducir y eliminar gastos.

En un poco más de la mitad de hogares disminuyeron los ingresos netos en este 2022 con respecto al año anterior, de acuerdo con una encuesta realizada por la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil sobre los efectos de la nueva política tributaria.

“Lo ideal es iniciar con el cambio de hábitos de consumo, realizar compras y consumos conscientes y razonados, evitando las compras por emoción o impulso. Eliminar el uso de la tarjeta de crédito a fin de cambiar el estilo de vida, pues si tomamos esta mala práctica incrementamos endeudamiento al diferir consumos del día a día (alimentos, salidas al cine, otros), y en un corto plazo estaremos ya no en crisis sino en una catástrofe financiera por sobreendeudamiento”, comenta Karina Díaz, administradora del proyecto de educación financiera Fundación Crisfe.

Feriado de carnaval: IVA del 8 % será para consumo inmediato

Y considera que mensualizar los décimos o fondos de reserva no es una buena opción, porque el espíritu de los fondos de reserva es que si se pierde la fuente de ingresos estos ayuden a cubrir los gastos habituales al menos tres meses, un periodo prudencial para conseguir otro trabajo o iniciar con una inversión. Y los décimos tercero (diciembre) y cuarto (inicio de clases) tienen el fin de ser una ayuda para solventar los gastos de temporada, “si los mensualizas y los haces parte de tu ingreso para gastos, no tendrás estos recursos y la alternativa de cubrir los gastos será el endeudamiento”.

Publicidad

Con respecto a las facturas de los gastos que sirven para obtener una rebaja en el impuesto, el 69,2 % las seguirá pidiendo en sus compras y el 24,9 % dice que ya no lo hará. Otros solicitarán solo las necesarias, según la encuesta realizada por un equipo de trabajo de la UTEG integrado por Otto Suárez Rodríguez, coordinador académico de posgrados; Javier Burgos Yambay y Francisco Cedeño Troya, docentes de posgrados, y Olga Morelba Bravo Acosta, directora de investigación.

¿Cómo ajustar el presupuesto familiar?

Lo primero es mirar el valor exacto de ingreso y reconocer la afectación que existe. No tomarlo como una catástrofe financiera, sino como una crisis que puede inspirar a transformar las finanzas personales y familiares y darle un sentido positivo a los hábitos de consumo. Fundación Crisfe da estas recomendaciones:

Cuotas hipotecarias

  • Si tenemos gastos obligatorios como cancelación de una hipoteca u otros compromisos financieros, una alternativa es analizar la nueva capacidad de pago y solicitar a la institución financiera una reestructura de la deuda que permita hacer pagos más pequeños a un plazo mayor.

Alimentación

Publicidad

  • Sobre los gastos indispensables como la alimentación es posible consumir productos de temporada, reducir el número de comidas fuera de casa y si vamos a comer fuera tener un límite para ello, eso hará que se identifiquen diferentes posibilidades de alimentos para la dieta diaria tanto dentro como fuera de casa.

Vestimenta

  • Reducir el número de veces de reposición de ropa, tener una planificación anual con un presupuesto hará que afrontemos de mejor manera este desafío.

Viajes

  • Reducir los gastos de temporada como vacaciones, una buena alternativa es cambiar de destino a uno que implique menores gastos; así también la reducción o eliminación de gastos discrecionales, sobre todo los gastos hormiga y gastos por distracción.

Alternativas a corto plazo

  • Si tienes ahorros puedes invertir en un depósito a plazo fijo y solicitar el pago de interés de forma mensual.
  • Generar un emprendimiento con base en tus talentos, sabiendo que tu principal fuente de ingresos es el trabajo en relación de dependencia y debes cuidar este ingreso fijo.

A mediano y largo plazo

  • Si tus ahorros lo permiten, también puedes invertir en bolsa de valores y tener un ingreso por el rendimiento.
  • Sí se recomienda mensualizar fondos de reserva y décimos, pero en una cuenta de ahorro programado en una institución financiera, pues ahí generarás una cultura de ahorro y una tasa de interés mayor al del ahorro a la vista, y en muchas ocasiones también accederás a una bonificación adicional. (I)