Uno de los destinos apetecidos por las aerolíneas son las islas Galápagos. El nivel de tráfico de pasajeros que mueve ese territorio hace que las compañías aéreas busquen obtener rutas ya sea a Baltra o San Cristóbal.

Antes de la pandemia operaban tres aerolíneas, que se disputaban un promedio de 22.000 pasajeros que entraban mensualmente a esa provincia. Con Tame en liquidación, Latam y Avianca quedaron en el mercado. Aeroregional se sumó este año tras obtener parte de las frecuencias de Tame. Equinoxair y Galápagos Airways, aerolíneas en formación, obtuvieron otras que aún no operan.

Un nuevo competidor, que ya está en el mercado galapagueño ofreciendo vuelos interislas, quiere entrar al ruedo para poder llevar pasajeros de Quito y Guayaquil al Archipiélago, y a la vez operar otras rutas domésticas.

En ese plan está Fly Galápagos, que está en proceso para conseguir la autorización para volar rutas como Quito-Guayaquil-Guayaquil-San Cristóbal y Quito-Guayaquil-Guayaquil-Baltra.

Publicidad

Actualmente, esta compañía cuenta con permisos de aviación menor con los que traslada pasajeros en un avión Islander para nueve personas entre San Cristóbal, Baltra e Isabela. Prevé incorporar otra aeronave de este tipo.

Después de 16 meses complejos, Galápagos supera los 13.000 visitantes al mes

Para sus nuevos planes tiene un informe técnico favorable del Consejo de Gobierno de Galápagos y espera aval del Consejo de Aviación Civil, ente que emite los permisos.

Hernán Quiroz, gerente general de Fly Galápagos, sostiene que para ese proyecto pretenden traer a Ecuador tres aviones Airbus 319, 320 y 321, que pueden transportar entre 200 y 240 pasajeros.

El ejecutivo indica que tienen listas las aeronaves para traerlas a través del mecanismo leasing una vez que salgan los permisos. Los equipos tienen un promedio de ocho años y están operando en Malta.

Aeroregional entró a Galápagos con parte de las rutas que eran de Tame y compite con Latam y Avianca

La idea es traer esas aeronaves paulatinamente. Quiroz sostiene que arrendar ese tipo de aviones demanda una inversión mensual de 200.000 dólares.

Expilotos de Tame y Latam formarán parte de las primeras tripulaciones que están armando.

Publicidad

Como el mercado está en recuperación, Quiroz afirma que apuntan primero a arrancar con vuelos chárteres para ver la reacción de los pasajeros y establecer posteriormente itinerarios regulares.

Según datos de la Cámara de Turismo de Galápagos, en julio pasado, después de 16 meses complejos, Galápagos superó los 13.000 visitantes al mes.

La propuesta de esta aerolínea para captar pasajeros se enfocará en ofrecer un servicio de alto nivel, con aviones configurados para primera clase y couch, “con trato preferencial para pasajeros ecuatorianos”.

Como la aerolínea tiene experiencia en vuelos interislas, la firma tendrá paquetes para los pasajeros, especialmente para quienes busquen ir a Isabela, isla a la que no llegan las empresas aéreas comerciales.

Quiroz espera a fines de noviembre entrar con los primeros vuelos en las rutas Quito-Guayaquil-Guayaquil-San Cristóbal y Quito-Guayaquil-Guayaquil-Baltra. También planean luego tener vuelos a Manta, Coca, Cuenca y Loja. (I)

Ecuatoriana Airlines contrata firma para entrenar a pilotos

Ecuatoriana Airlines, que tiene planes de volar en los próximos meses, informó que contrató los servicios de Flight Safety para el entrenamiento de sus pilotos y mecánicos. La empresa tiene planes de volar aeronaves Q400, con turbohélices y capacidad de 75 asientos. Este equipo, según la aerolínea, es propicio para las condiciones de Ecuador.

Durante los últimos días, Eduardo Delgado, CEO de Ecuatoriana Airlines, ha mantenido reuniones con autoridades de Manta y Latacunga para exponer sus planes en el mercado doméstico. La compañía está en proceso de certificación. (I)