El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca publicó la noche de este domingo 17 de diciembre el texto completo y en español del Acuerdo Estratégico de Cooperación Económica entre Ecuador y Corea del Sur (SECA, por sus siglas en inglés). El documento consta de 1.153 páginas.

Publicidad

Revise el texto completo en español del Acuerdo Estratégico de Cooperación Económica entre Ecuador y Corea del Sur.

Revise el texto completo en inglés del Acuerdo Estratégico de Cooperación Económica entre Ecuador y Corea del Sur.

Esta traducción al español se da después de que el pasado 10 de octubre Ecuador y Corea del Sur alcanzaran la prefirma del SECA, como antesala a la plena ratificación del convenio de intercambio comercial. El evento se llevó a cabo en Seúl (Corea) con los ministros de Comercio Exterior de ambas naciones de ese momento, Daniel Legarda y Bang Moon Kyu, respectivamente, quienes fueron los responsables de suscribir los documentos.

Ecuador y Corea del Sur concretaron la prefirma del acuerdo comercial

En su último día de funciones como ministro, Legarda señaló que en octubre, con la prefirma, el acuerdo estuvo en inglés. “Los coreanos le dicen la prefirma, pero es la firma del acuerdo finalizado ya en idioma inglés, Ecuador ya ha hecho la traducción al español. Corea terminará de hacer la traducción a su idioma en las primeras semanas de diciembre y luego ellos deben cumplir un proceso interno que durará un par de meses y se espera que entre abril y junio del 2024 pueda establecerse el proceso siguiente”, especificó Legarda.

Corea es el undécimo destino de las exportaciones ecuatorianas; precisamente, en los últimos cinco años las ventas hacia ese mercado han crecido paulatinamente con un promedio anual del 38 %, según cifras del ministerio.

Publicidad

“Más de $ 9.500 millones en contratos de inversión en dos años y medio, eso a pesar de las dificultades”, destaca Daniel Legarda en el último día del Gobierno

En tanto, el Ministerio de Producción aseguró que el acuerdo busca aprovechar la complementariedad económica de ambas naciones. “Mientras el país asiático es un importador neto en productos agrícolas y pesqueros debido a su densidad poblacional y geografía, Ecuador se destaca por su biodiversidad y capacidad agrícola, cubriendo esta demanda. Además, la avanzada tecnología y la experiencia coreana brindan al país una ventana hacia el futuro, propiciando oportunidades para el crecimiento y modernización de diversos sectores industriales y tecnológicos”, explicó el ministerio.

“Acuerdo con Corea del Sur es el más completo moderno firmado por Ecuador”

La cartera de Estado calificó a este acuerdo como “el más amplio y moderno que Ecuador ha negociado”, pues engloba 23 capítulos que abarcan bienes y servicios, compras públicas, propiedad intelectual, comercio electrónico, cooperación para sectores como agroindustria, manufactura, pesca, cultura, micro, pequeñas y medianas empresas, entre otros.

Publicidad

Se indicó que esto se traduce en una proyección de crecimiento de exportaciones no petroleras del 27 %. Con ello, los productos ecuatorianos alcanzarán un mercado de 51 millones de consumidores. Al mismo tiempo, el país contará con la cooperación de Corea en áreas como producción eficiente, métodos y maquinaria innovadora para reciclaje de productos; y, fijación de una planta tecnológica para el desarrollo de industria alimentaria en Ecuador.

Tras ratificación del TLC con China, Gobierno se enfoca en ‘dejar listo’ el acuerdo de Corea del Sur antes de su salida

El ministerio agregó que gracias al acuerdo el 98,8 % de la actual oferta exportable ecuatoriana tendrá beneficios arancelarios, que incluyen productos potenciales de sectores agrícolas y agroindustriales innovadores, como el café, cacao, chocolates, snacks, lácteos y más, que ingresarán con 0 % de arancel. También productos como el banano, pesca y confites tendrán una desgravación en plazos cortos. Y nuevos productos, como cárnicos, lácteos, papas congeladas, arándanos, piña, mango, ingresarán a Corea.

El acuerdo también contempla plazos largos de desgravación y exclusiones para los sectores sensibles, como metalmecánica, textiles, línea blanca. Esto permitirá que las industrias se adapten y se preparen para la nueva dinámica comercial. (I)