Ante la escalada de precios domésticos la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG) recomendó al Gobierno no controlar los precios, sino reducir impuestos, aranceles y trabas al comercio. Esto en un contexto en el que en abril del 2022, la tasa de inflación de Ecuador fue del 2,89 %, la más alta de los últimos cinco años, aunque es una de las más bajas de la región, según el gremio.

Estados Unidos evidencia la inflación más alta de los últimos 40 años. Además, países vecinos como Chile (10,5 %), Colombia (9,2 %) y Perú (8,3 %) poseen tasas de inflación mucho más elevadas. El FMI pronostica que, al final del 2022, Ecuador tendrá la tasa de inflación más baja de la región de América Latina y el Caribe (3,8 %).

Así, la Cámara remarcó su posición institucional al señalar que el incremento de precios domésticos responde a la coyuntura internacional y no a especulación. En este contexto, este miércoles 18 de mayo se dieron controles de precios, por ejemplo, la Intendencia del Azuay realizó operativos que las tiendas, abacerías y supermercados para constatar que los productos se comercialicen con el Precio de Venta al Público marcado en cada artículo. Una molestia recurrente de la ciudadanía está relacionada con el incremento del precio del aceite, que inclusive ha duplicado el costo.

En tanto, desde la CCG se indicó que existen al menos dos factores principales que están impulsando el incremento de los precios de bienes de consumo a nivel internacional: el aumento del costo del flete y el incremento del costo de las materias primas.

Publicidad

A qué se debe el impactante aumento del precio del aceite en América Latina y el mundo

En lo que respecta con el costo promedio de los fletes de productos importados desde Ecuador, el gremio indicó que se duplicó durante los dos primeros meses del 2022 en comparación con el 2021, aunque aclaró que el incremento de los costos de transporte internacional se originó desde finales del 2020.

Por otra parte, el costo de las materias primas subió debido a que el levantamiento de las restricciones alrededor del mundo aumentó la demanda de varios productos.

“La tensión geopolítica también ha agravado la situación, ya que múltiples materias primas se encuentran escasas debido al conflicto entre Rusia y Ucrania. Varios países prefieren no exportar para asegurar la disponibilidad de productos en el territorio local, lo que agrava la situación”, explicó la CCG, que expuso como ejemplo a China, que decidió dejar de exportar fertilizantes para poder asegurar su producción local de alimentos.

Los precios suben independientemente del país que exporte los bienes, puesto que es la oferta y demanda global la que determina el precio de mercado, sostiene el gremio guayaquileño, que a la vez cree que el Gobierno no puede solucionar directamente el reto del incremento de precios con el control.

Publicidad

“Si se controlan los precios, la producción y venta formal disminuye al no ser rentable la operación, lo que conlleva a una escasez de productos. Inevitablemente se genera un mercado informal de estos productos donde se venden a un precio superior al que determinaría el mercado, y en el que los consumidores quedarían totalmente desprotegidos”, explicó la Cámara.

La solución, según el gremio, es tomar ciertas medidas para aliviar el peso sobre los consumidores, como la reducción de la carga tributaria, además de la reducción de varias trabas arancelarias.

Guerra Rusia-Ucrania y plaga en la palma son los principales factores del aumento del aceite comestible

El gremio reconoció que actualmente el Gobierno ha disminuido la tarifa del ISD en 0,5 % y se dejó de considerar el valor de fletes y seguros en la base imponible para cálculo de aranceles, sin embargo, indicó que no es suficiente.

“Se debe acelerar la reducción del ISD, empezar la reducción de los ICE, continuar con la reforma integral de aranceles, y reducir tiempos de la tramitología de importación. Exhortamos al Gobierno a avanzar con este tipo de medidas que no solo favorecen al comerciante, sino a las familias que hoy evidencian una disminución en su poder adquisitivo”, solicitó la Cámara. (I)