Las exportaciones no petroleras no mineras experimentaron un crecimiento interanual del 9 % de enero a agosto pasado. Sin embargo, la crisis logística que impacta a la estructura de costo preocupa al sector exportador. En valor exportado, este rubro alcanzó $ 10.062 millones y representó el 60 % del total de exportaciones, según informó la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), con base en cifras del Banco Central.

Sin embargo, uno de los productos estrella, el banano, registró un decrecimiento del -10 % en estos primeros ocho meses. El camarón, al contrario, experimentó un alza del 27 % con respecto al mismo periodo del 2020.

En el ámbito no tradicional, el rubro de enlatados de pescado presenta un crecimiento del 10 %, mientras que la madera y sus elaborados decrecieron en -26 % durante el mismo periodo de análisis.

Con $ 2.222 millones y el 13 % de crecimiento, el camarón encabeza las exportaciones no petroleras en el primer semestre del año

Mientras, sobre los destinos, Estados Unidos continúa siendo el primero para la oferta no petrolera del Ecuador. Entre enero y agosto del 2021, las exportaciones no petroleras al país norteamericano crecieron en un 17 %. La Unión Europea, como segundo destino comercial, registró un incremento del 14 % en el mismo periodo. A diferencia de los dos principales destinos, los envíos no petroleros hacia China disminuyeron en -4 %.

Publicidad

En cuanto a las importaciones no petroleras, se incrementaron en 32 %, principalmente por un crecimiento en la importación de materias primas del 43 %, y bienes de consumo en 28 %.

Como consecuencia, la balanza comercial no petrolera registró un resultado desfavorable de $ 1.119 millones. Sin embargo, en 2021 la balanza comercial total presenta un superávit de $ 1.814 millones, pues en el ámbito petrolero se registra un superávit de $ 2.933 millones.

En tanto, Felipe Ribadeneira, presidente de Fedexpor, reconoció que el sector enfrenta uno de los momentos más complejos en términos de competitividad. “En los últimos meses, la estructura de costos se ha visto seriamente afectada como resultado de varios factores a nivel interno y externo”, sostuvo Ribadeneira.

Añadió que la crisis global logística, que está provocando significativos incrementos en el costo de traslado de mercancías a escala mundial, está impactando en la estabilidad de las cadenas logísticas de rutas marítimas, contenedores y puertos de recepción de grandes volúmenes que, por efecto derivado de la pandemia, presentan interrupciones que dilatan los tiempos de carga y descarga.

Exportadores piden al Gobierno eliminar el ISD de los costos logísticos y que se cumpla con el ‘drawback’

“Esto ha provocado que, para el sector exportador ecuatoriano, los insumos de producción y maquinaria reflejen un importante encarecimiento que se traslada directamente a los costos de las empresas exportadoras”, lamentó el presidente de Fedexpor, quien señaló que materias primas como cartón, papel, empaques, fertilizantes y varios bienes intermedios que sirven para tecnificar la producción tienen incrementos sustanciales de precios e, incluso, se arriesga el aprovisionamiento oportuno por la intermitencia de rutas logísticas que arriban al Ecuador.

Para Ribadeneira, la solución depende de una acción coordinada del Gobierno que permita aliviar el “innecesario recargo impositivo” a la importación de insumos.

“A esto se suman impuestos distorsivos a la actividad comercial como el pago de impuesto a la salida de divisas que encarece los fletes internacionales”, manifestó el dirigente. (I)