Este lunes 16 de mayo entró en vigor el Acuerdo de Integración Comercial (ACE75) entre Ecuador y Chile.

Así lo anunciaron a través de una declaración conjunta el viceministro de Comercio Exterior de Ecuador, Daniel Legarda, y el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, José Miguel Ahumada.

De esta manera, el nuevo documento remplaza de forma íntegra al Acuerdo de Complementación Económica ACE 65 Chile-Ecuador.

El Acuerdo de Integración Comercial entre Ecuador y Chile se ratificó en el Senado chileno

Con la suscripción y ratificación de este acuerdo, ambas partes convienen en la importancia de los procesos de apertura comercial, integración regional y global, como herramientas de desarrollo económico y social de los países; y el fortalecimiento de las relaciones comerciales como un eje central de la política exterior.

Publicidad

Desde el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca se detalló que el nuevo acuerdo beneficia al sector productivo y exportador ecuatoriano, puesto que ya existen 710 empresas que exportan productos a Chile, generando 16.000 plazas de trabajo tan solo en los sectores agrícola e industrial.

La proyección de Ecuador es que se genere un crecimiento de las exportaciones en el 5 %. Además, como resultado del aprovechamiento total de los contingentes y preferencias alcanzadas mediante el acuerdo, se estima un incremento de aproximadamente $ 12,6 millones en las exportaciones ecuatorianas hacia este mercado.

Por su parte, Legarda indicó que el intercambio comercial en el 2021 entre ambas naciones superó los $ 1.400 millones y que en el primer trimestre de 2022 las exportaciones ecuatorianas a Chile crecieron el 30 %, colocando al país como el octavo destino más importante de las exportaciones nacionales.

El acuerdo, que cuenta con un total de 24 capítulos, incluye disciplinas de última generación, incorpora estándares adicionales en facilitación de comercio, aspectos regulatorios, servicios, comercio electrónico.

Publicidad

Ecuador y Chile concretan un nuevo acuerdo comercial

Además, incluyó nuevas materias con un enfoque inclusivo, tales como género, micro, pequeñas y medianas empresas, medioambiente, asuntos laborales, cadenas regionales y globales de valor, y encadenamientos productivos, llevando de esta manera la relación bilateral al nivel más profundo de la integración.

Asimismo, ambos países avanzaron en la liberalización comercial.

Para todo lo anterior, los capítulos incluyen la creación de comisiones bilaterales que se preocuparán de la implementación y seguimiento de lo incluido en este nuevo acuerdo comercial. (I)