La empresa Refinería del Pacífico en liquidación aún afronta querellas judiciales en su contra por varias compañías, cuyos rubros bordean los $ 80 millones, litigios que aún impiden que precisamente esta empresa creada para un proyecto de procesamiento de petróleo pueda liquidarse en forma definitiva.

José Herrera, encargado del proceso de liquidación de esta empresa, indicó que son 17 los juicios en proceso, y tres de ellos son los que mayor recurso demandan, los que llevan adelante WorleyParsons, South Korea Engineering & Construction Co. Ltd. (SK) y Odebrecht. De esos 17 juicios, tres fueron archivados.

Sin embargo, Herrera reconoció que además se iniciaron otros nueve procesos, siete de ellos de índole laboral, uno civil y otro en materia de contratación en mediación de la Procuraduría General del Estado, en donde existe una discrepancia por consumo de energía eléctrica en que se vincula a Odebrecht.

Liquidar Refinería del Pacífico tardaría años

SK y Odebrecht fueron contratadas para realizar desde estudios ambientales e ingeniería conceptual como lo fue la empresa asiática y para remoción de suelo y para el acueducto de 94 kilómetros que transporta agua cruda desde la presa La Esperanza, en el cantón Bolívar, hasta Manta que lo ejecutó la empresa Odebrecht.

Publicidad

Incluso uno de ellos, el de WorleyParsons, fue llevado a la Cámara de Comercio Internacional con sede en París, Francia, al amparo de un convenio de inversión entre Estados Unidos y Ecuador, según indicó Herrera.

“Nosotros como Refinería del Pacífico lo que hacemos es prestar nuestro contingente, dar información del caso, generar los relatos jurídicos que se nos ha pedido. Creo que la posición de WorleyParsons es equivocada porque ellos dicen ser inversionistas cuando realmente han sido contratistas en Ecuador, entiendo que Ecuador se está defendiendo en ese sentido”, declaró Herrera.

Los reclamos económicos de SK son de $ 29,9 millones, WorleyParsons unos $ 35 millones y Odebrecht por algo más de $ 14 millones.

Mientras que SK inició una acción por presunto incumplimiento contractual, cuyo trámite recayó en el Tribunal Contencioso Administrativo de Quito, de la que dijo Herrera en la última gerencia de Refinería del Pacífico - antes de entrar al proceso de liquidación-, existió un problema de comparecencia de la gerenta, pues lo hizo un día después al señalado para la audiencia, ante ello la refinería en liquidación ha insistido en nulidades.

Las otras catorce demandas no superan el millón de dólares en los reclamos como por indemnización de terrenos, por la vía en la zona de acceso hacia el fallido proyecto y hasta en demandas laborales.

En la actualidad Herrera con su equipo de apoyo elabora un informe de los bienes activos y pasivos de la empresa en liquidación para entregarlos a los nuevos representantes de Petroecuador que serán designados por el presidente electo, Guillermo Lasso.

Publicidad

Contraloría: Refinería del Pacífico requirió una inversión de $ 1.528 millones en ‘infraestructura inútil’

Entre ellos lo que concierne al acueducto de La Esperanza, que provee de agua cruda a los municipios de Montecristi, Manta y Jaramijó, y que en promedio se invierten en mantenimiento y pago de energía eléctrica unos 80.000 dólares mensuales para proveer de líquido a estos tres cabildos.

Además, el hecho de que en la actualidad laboran 28 personas para esta empresa en liquidación, que también tiene en activos las 140 viviendas cercanas a la zona donde se pretendía construir una refinería.

“En el proceso de liquidación el principal problema es que es un proceso que puede tomar mucho tiempo, por la existencia de litigios, usted no puede liquidar esto hasta que no haya saldado todas las obligaciones, usted no puede estimar cuál va a ser su pasivo, su obligación, si usted no tiene sentencia ejecutoriada en firme, cómo hace para entregarle el saldo o entregarle los bienes o los activos a los accionistas, si usted no sabe si le va o no a pagar a WorleyParsons o si le va a pagar a SK”, indicó Herrera.

Sobre estos pasivos, representantes de PDVSA, la otra empresa que junto con Petroecuador conformaron la compañía mixta para el proyecto de Refinería del Pacífico, ya indicaron que no van a asumir costos de pago que reclaman estas empresas.

“Y en el caso de Petroecuador no ha habido una decisión, esperemos que con la designación de nuevas autoridades de Petroecuador ya tendrá que haber una junta general de accionistas y tendrán que tomarse las decisiones del caso”, indicó Herrera. (I)