Petroecuador garantizó el normal abastecimiento de gas licuado de petróleo luego que este 26 de noviembre el gasoducto Monteverde-El Chorrillo, ubicado en las provincias de Santa Elena y Guayas, se encuentra transportando su máximo caudal de 250 toneladas por hora.

De acuerdo con Petroecuador, de esta manera se atiende la demanda del hidrocarburo por autotanques de manera normal, tras finalizar los trabajos de reparación del ducto este 24 de noviembre, que sufrió daños por actos ilícitos.

Durante los días de la ejecución de la reparación de la tubería, EP Petroecuador mantuvo el despacho de este producto por medio de 40 autotanques desde Monteverde con horario extendido de 24/7, y 600 TM/día desde El Chorrillo (envasado), con la finalidad de garantizar las necesidades de los consumidores.

Publicidad

Desde el reinicio de las operaciones del gasoducto, a la fecha se han transportado 10.800 toneladas de GLP hacia el terminal El Chorrillo. Hoy, con corte de 06:00 hasta el mediodía, en el terminal El Chorrillo se han despachado 910 toneladas por autotanques y 84 toneladas en cilindros de 15 kilos (uso doméstico) y 45 kilos (uso industrial).

El terminal Monteverde continúa atendiendo todos los días a fin de complementar el abastecimiento de la demanda del producto, despachando aproximadamente 2.500 toneladas desde el 22 de noviembre.

Los inconvenientes se generaron el 19 de noviembre pasado debido a una perforación clandestina de la tubería, por lo que se suspendió inmediatamente el bombeo.

Publicidad

Este tipo de daños provocados intencionalmente, podrían generar un desastre de grandes proporciones.. Esto, considerando que el gas es altamente inflamable. De esta manera Petroecuador recordó que debió activar su contingente de emergencia para gestionar los trabajos de reparación. Por esta razón, disminuyeron los inventarios en el Terminal de Productos Limpios El Chorrillo, y se decidió, de manera oportuna, desviar la demanda de los autotanques que cargan dicho producto, hasta solventar este inconveniente. (I)