Los continuos asaltos en locales comerciales o a los ciudadanos han generado un motivo adicional para ahorrar. Ya no solo prevalece el ahorrar para pagar una deuda, irse de viaje o para estudiar. Hay otras prioridades como reunir un monto para emprender o para sentirse seguros.

Como lo está realizando Aldo López, de 22 años. Hace unas semanas viene reuniendo dinero para comprar gas pimienta e instalar cámaras en su vehículo. “Llevo ahorrando unos $ 70. Con eso espero tener mayor seguridad en mi vehículo con las láminas de seguridad que van en los vidrios. Esto es lo más caro”, menciona.

Aldo se dedica al servicio de catering y con esos ingresos espera reunir los ahorros suficientes. Le preocupan los índices delictivos en Guayaquil.

Un mejor nivel de ahorro se mantiene en Ecuador y lo practican un poco más las mujeres

La misma intranquilidad la comparte Edith Lazo, de 34 años. Ella de su sueldo viene separando $ 20 por semana que luego usa para movilizarse en taxi cuando lo requiere.

Publicidad

Sea de día o de noche prefiere separar más dinero y llegar tranquila a su destino, que estar con la incertidumbre de viajar en bus.

En cambio, Andrea Erazo, de 28 años, junto a su madre acaban de ocupar sus ahorros para invertirlo en seguridad. Reforzaron las puertas de su vivienda, ubicada en el sur de Guayaquil.

Y es que los motivos para ahorrar van cambiando de acuerdo con las circunstancias, dicen analistas económicos.

“El año pasado que la pandemia estuvo en su apogeo la gente empezó a tener una dinámica de ahorrar más para eventualidades. (...) Ahora con la inseguridad eso lleva a que empresas y puntualmente las familias vayan ahorrando dinero para comprar equipos, al menos básicos, para tener un poco de seguridad en su entorno inmediato”, menciona el economista Jorge Calderón.

Publicidad

Hoy se celebra el Día Mundial del Ahorro, y algunos ciudadanos aplican esta dinámica diaria, semanal o mensual. Hay quienes guardan su capital en una alcancía o lo depositan en una entidad bancaria. En este último aspecto se ha visto un incremento, de acuerdo con cifras de la Asociación de Bancos Privados (Asobanca).

A septiembre de 2021, los depósitos en los bancos privados llegaron a $ 39.078 millones; registraron un crecimiento de 12,8 % frente al mismo mes de 2020. El aumento mensual de los depósitos fue de 1,4 %.

Este segmento se ha mantenido en alza. En septiembre de 2019 hubo $ 32.071 millones en depósitos y en igual mes del 2020 fue de $ 34.644 millones.

Las actuales cifras para el economista Héctor Delgado muestran dos aspectos: el grado de incertidumbre que dejó la pandemia y señales de reactivación.

Publicidad

Cinco consejos sencillos para aprender el hábito del ahorro

“Creo que la pandemia nos demostró la importancia de ahorrar, sin embargo, nos falta todavía mucho para llegar a una cultura del ahorro”, apunta.

Delgado afirma que los motivos de ahorrar siempre irán cambiando, según las necesidades como crear un emprendimiento, tener un “colchón” para emergencias y la más común: pagar deudas.

“Hemos visto cómo la salud se convirtió en prioridad para todos o cómo la seguridad hoy en día también lo es”, indica.

Ariel Peñafiel lleva varios meses ahorrando junto a su novia en una cuenta bancaria entre $ 50 a $ 80. Su objetivo es crear un negocio de venta de detalles personalizados.

Mientras que Anthony Moscol, de 41 años, está ahorrando para pagar deudas que llegan a $ 400, aproximadamente. Él se vio afectado laboralmente por la pandemia y en ese camino arrastra una deuda bancaria.

¿Cómo ahorrar?

  • Establecer metas financieras: Es importante establecer una meta total de ahorro y el tiempo durante el cual desean ahorrar, con total autonomía en el manejo de su dinero, aconseja Francisco Nazati, jefe de Banca Personas de Banco ProCredit.
  • Disminuir gastos en casa: Hay varias formas de ahorrar. Por ejemplo, si posees un plan de televisión por cable muy alto se puede analizar optar por un plan más económico. Los gastos en servicios básicos también se pueden reducir. “Las personas han entendido que, en cuanto al consumo de agua, se pueden optimizar los tiempos para lavar platos. Se puede ahorrar energía eléctrica, evitando el uso excesivo de aires acondicionados o calefactores”, explica Nazati.
  • Evitar los gastos ‘hormiga’: Son esas compras frecuentes de cosas que en realidad no necesitamos, y que pueden evitarse, como salidas a restaurantes o cafeterías, entre otras. En ese punto no se trata de privarse sino de eludir que estos gustos sean recurrentes.
  • Fijar un porcentaje de los ingresos como ahorro: Es esencial fijar un porcentaje de los ingresos mensuales para destinarlos a sus ahorros. “Si la idea es ahorrar el 20 % de los ingresos, y si existiesen dos contribuyentes, pueden cada uno ahorrar el 10 %, facilitando la construcción de este fondo de ahorros”, remarca el experto. (I)