Aún quedan 18 días para que el Gobierno defina el sueldo básico del 2024 y hay preocupación por el lado de las empresas y expectativa de los trabajadores. Al no llegar a un consenso entre las dos partes, esta definición quedó en manos del Ministerio de Trabajo que informó que hasta el 22 de diciembre anunciará el alza. El sueldo básico actual es de $ 450.

En la última sesión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, el pasado 1 de diciembre, se mantuvieron las propuestas: los trabajadores por incremento de $ 100 para igualarlo a la canasta vital. El sector empleador planteó $ 4,12 pero al no llegar a un acuerdo calcularon que el Gobierno debería tomar la decisión con base en la inflación proyectada para el 2024, lo que implica un incremento de $ 9,32.

Trabajadores: Si no se sube al menos $ 25 al sueldo básico, ‘este Gobierno quedaría peor que Lasso, los empleadores se prepararon para aquello’

Esa postura la respaldan los sectores productivos. El sector lácteo a través del Centro de la Industria Láctea del Ecuador (CIL) respaldó el alza de $ 9,32. “Instamos al Consejo Nacional de Trabajo y Salarios a realizar su gestión rigiéndose a los criterios legales y técnicos que garanticen la productividad, competitividad y sostenibilidad de las plazas laborales en los distintos sectores”, indicó el sector lácteo, que aseguró que emplea a más de 1 millón de personas a escala nacional.

Publicidad

En ese contexto, la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG) afirmó que la situación económica de las empresas está afectada por varios costos adicionales que, de no ser observados, pueden afectar la sostenibilidad de los empleos actuales.

“El sueldo básico fijado por criterios políticos podría crear una barrera para el acceso al trabajo formal, perjudicando a siete de cada diez ecuatorianos que no cuentan con un empleo adecuado”, analizó el gremio.

‘Incremento debe hacerse con base en el artículo 118 del Código del Trabajo’

La Cámara señaló que tras no llegar a un acuerdo en el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios la solución está en la propia Ley, en el artículo 118 del Código del Trabajo, en el cual se indica que el Salario Básico Unificado (SBU) debe ajustarse de acuerdo con el índice inflacionario.

Publicidad

Mientras, Tania Pazmiño, vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ) y representante del sector empleador en el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios, también indicó que el SBU del 2024 tiene que definirse con base en criterios técnicos, no políticos. “Debe estar enfocado en generar empleo formal, tomando en cuenta a los más de 5 millones de ecuatorianos que al momento no tienen un empleo adecuado”.

La CCQ muestra algunas consideraciones como argumento a su posición de que el alza del SBU sea de $ 9,32. Una de estas es que el país enfrenta una desaceleración en su crecimiento, con apenas una proyección del 0,8 % para el próximo año.

Publicidad

¿Quiénes no tienen derecho a recibir el décimo tercer sueldo?

Además, afirman que el incremento salarial sin base técnica en años anteriores no ha contribuido a la creación de nuevas plazas de empleo. Añaden que aunque el SBU ha experimentado un incremento del 165 % en los últimos quince años, el empleo adecuado ha decrecido en un 18 %.

“No existe argumento para un incremento salarial y la falta de aceptación de la fórmula técnica correspondiente, por lo cual instamos al Gobierno nacional a cumplir con el artículo 118 del Código del Trabajo, que establece la fijación del salario de acuerdo con la inflación proyectada del 2024, estimada en 2,07 %, equivalente a $ 9,32.

El gremio además realizó una encuesta, en la que el 48 % de los consultados está de acuerdo en que el incremento sea del 2,07 %, el cual hace referencia a la inflación proyectada para el 2024. Esta encuesta fue publicada un día antes de la última sesión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios.

Además, la Cámara indicó que el 67 % de los negocios se siente preocupado por un incremento salarial superior a la inflación proyectada y que el 63 % de los negocios piensa que un incremento salarial de $ 25, como los años anteriores, pone en riesgo la capacidad de su empresa para contratar y retener empleados.

Publicidad

‘Incremento de $ 4,12 sería una burla’

Mientras, desde el sector trabajador rechazan los argumentos de la parte empleadora. Mesías Tatamuez, representante de los trabajadores, calculó que si el SBU sube tan solo $ 4,12, que fue el primer planteamiento de las empresas, el aumento representa apenas 0,12 centavos diarios. “Eso me parece una burla para todos los trabajadores”, calificó Tatamuez en una entrevista radial.

El dirigente indicó que el Gobierno debe aspirar poco a poco a alcanzar la canasta vital que está en $ 552. La Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut) emitió un comunicado haciendo un llamado al Gobierno a que se tome en cuenta la propuesta de los trabajadores de alcanzar al menos el valor de la canasta vital y a los trabajadores a estar vigilantes de la decisión que tomará el nuevo régimen. (I)