El directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN) dispuso, el 21 de julio pasado, que se convoque a una Junta General de Accionistas para pedir autorización para el proceso de liquidación voluntaria de Seguros Sucre, de manera ordenada, y para nombrar al nuevo gerente liquidador. Aún no hay fecha para dicha junta, pero está delineado un esquema de cuáles serán los pasos a seguir en este proceso. Así lo explicó el flamante gerente de la CFN, Eduardo Salgado.

De acuerdo con Salgado, de esta manera se cumple con lo establecido en el decreto ejecutivo 82 del presidente Guillermo Lasso, que dispone a la CFN, principal accionista de Seguros Sucre, el inicio de la liquidación voluntaria de la aseguradora estatal y la imposibilidad de las empresas estatales de contratar, renovar o extender pólizas con ella.

De manera preliminar, Salgado explicó que Seguros Sucre posee $ 450 millones en activos y $ 80 millones en patrimonio, por lo que unos $ 370 millones serían pasivos. Sin embargo, se conocerán cifras más certeras una vez que se concilien las cuentas por pagar y por cobrar, los seguros y reaseguros por cobrar y por pagar, así como primas por pagar y contingentes por verificar.

El funcionario explicó además que tras la consolidación de los números está previsto que se proceda con la liquidación, en la cual el pago de obligaciones tendrá un orden de prelación en que constan los pagos a trabajadores, al SRI y al IESS. Seguros Sucre cuenta de momento con unos 300 empleados. Luego se llamará a acreedores que estén registrados, para proceder con el pago de las acreencias, de ser posible, de acuerdo a la diferencia entre activos y pasivos”.

Además se deberá analizar en cuanto a los activos cuán ágilmente se los puede realizar o vender. Adicionalmente se verificarán los pedidos de siniestralidad, pues consideran que habrá algunos que no son necesariamente reales.

Seguros Sucre era la aseguradora oficial de las entidades públicas, lo que la llevó a tener un mercado cautivo importante. Sin embargo, manejos opacos sobre seguros y reaseguros, la falta de competencia y casos de corrupción la llevaron a tener una serie de problemas de liquidez y de cumplimiento. Varias empresas estatales deben en estos días adjudicar contratos a otras aseguradoras. Un póliza millonaria que sale de las manos de Sucre, y que deberá adjudicarse en estos días, es la de Petroecuador; vence el 3 de agosto. (I)