El viernes pasado el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y BanEcuador lanzaron dos nuevas líneas de crédito enfocadas en el sector forestal, concretamente en los pequeños productores de caña guadúa y de balsa.

El MAG ya había señalado su propuesta de impulsar el cultivo del bambú o caña guadúa en el Ecuador, donde existen alrededor de 600.000 hectáreas, como alternativa para sustituir cultivos no tan rentables por estar en zonas de alta vulnerabilidad climática.

Ministerio de Agricultura y Ganadería apunta al bambú como alternativa para sustituir cultivos

La balsa —y sus derivados— fue la madera que mejor desempeño tuvo en las exportaciones del 2020, al pasar de $ 219,4 millones (44% del total de maderas) en el 2019 a sobrepasar el 66% el año pasado con $ 570 millones. Asia es el principal destino de esta madera con el 77%, le siguen Europa con el 12% y América con el 11%.

En tanto, la línea de crédito para la balsa, según Lupe Velasco, gerente general de BanEcuador, se enfoca en fortalecer a los productores, e indicó que el sector balsero ha recibido $ 1,5 millones para fortalecer 172 proyectos de cultivo de esta madera.

Los créditos se alinean a dos segmentos: el de microcrédito y el de pyme. Velasco explicó que en el caso del microcrédito se podrá acceder a un monto máximo de $ 20.000; y en el caso de pymes, hasta $ 300.000.

“Lo ideal es promover estas actividades con créditos especializados, así nuestros agricultores se van a consolidar como el eje dinámico de la reactivación económica del país”, sostuvo por su lado el ministro de Agricultura y Ganadería, Xavier Lazo.

Recuperación de exportaciones y un acuerdo parcial, las expectativas del sector maderero para el 2021

El período de gracia para este crédito es de 3 años para activos fijos y de 6 meses para capital de trabajo. Mientras que los plazos de pago son de 6 años para activos fijos y 3 años para capital de trabajo.

En el caso de los cultivos de caña, los créditos, que también se segmentan en microcréditos y pymes, van desde $ 50 hasta $ 150.000 para el primer grupo y desde $ 5.000 hasta $ 150.000 para las pymes.

Los plazos de pago son hasta de 10 años, y los períodos de gracia, totales o parciales, hasta los 3 años.