Los cobros pendientes a los compradores de Rusia por las exportaciones enviadas en las primeras semanas del bloqueo financiero a ese país superan los $ 50 millones. En total son $ 85 millones de pérdida acumulada en ingresos para Ecuador en estas cinco semanas que lleva el conflicto ruso con Ucrania.

Ese valor es en lo que se han reducido los ingresos de divisas por exportaciones ecuatorianas a los mercados ucraniano y ruso desde el 24 de febrero pasado que comenzó el conflicto y así lo cuantifica la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor). Esos $ 85 millones perdidos equivalen al 6 % del total no petrolero-no minero exportado al mundo en marzo del 2022.

“Algunos embarques han sido desviados hacia mercados en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, la alta concentración de volumen que demanda el mercado ruso, especialmente en banano y flores, hace imposible que un mercado alternativo pueda absorber tal cantidad de producto sin que genere una presión a la baja en el precio por sobreoferta. Esto impacta directamente en la reducción de divisas generadas por el mismo volumen exportado”, explica Fedexpor.

Otro efecto que citan es que continúa el encarecimiento de costos por el incremento en precios internacionales de insumos como agroquímicos, aceites y grasas vegetales, papel, cartón, aluminio, materias primas para balanceados, y también mayores costos energéticos para uso industrial. Y eso suma a lo que ya los afectaba: los costos de transporte de carga por menor disponibilidad de cupos y rutas navieras a ciertos destinos y mayores precios de combustibles. Registran incrementos promedio de 25 % en el costo logístico para exportar y que se ha hasta triplicado para importar maquinaria proveniente de Asia.

Publicidad

Ante esto, los exportadores consideran que la estrategia del país debe enfocarse en abrir mercados que permitan la expansión para todas las cadenas de exportación y los asiáticos “como China y Corea del Sur se convierten en una importante plataforma para la oferta agrícola y alimentaria con alto potencial, así como los países centroamericanos se han convertido en el eje de desarrollo exportador de gran parte de la manufactura exportadora”. Detallan el camino y las oportunidades.

Inicio del proceso de negociación comercial con China:

  • Una vez concluido el Estudio de Factibilidad, a través de un memorando de entendimiento se da inicio al proceso negociación de un acuerdo comercial. Y el siguiente paso relevante será acordar los términos de referencia e iniciar la primera ronda en abril del 2022, con un equipo que contará con un nuevo jefe negociador.
  • La expectativa del sector exportador es conseguir acceso preferencial libre para la oferta actual, que enfrenta alrededor de $ 140 millones en aranceles, y mejores condiciones para todos los productos potenciales de la oferta agrícola y alimentaria.
  • China representa un mercado 80 veces mayor que el ecuatoriano, más de $ 3.660 millones en exportaciones no petroleras, es el primer proveedor para el Ecuador de algunos insumos productivos y maquinaria y registra un incremento del 12 % anual en sus importaciones de alimentos.

Reanudación de la negociación comercial con Corea del Sur:

  • Desde la interrupción en 2016 se ha retomado el interés de reanudar las negociaciones para un acuerdo comercial amplio con Corea del Sur. Ambos países esperan una apertura del 90 % del comercio y contar con desgravaciones a un periodo máximo de diez años, con un tratamiento diferenciado para ciertos productos sensibles. La fecha aproximada para retomar la negociación es abril del 2022.
  • Para el sector exportador esta es la oportunidad para equiparar condiciones con competidores como Colombia, Chile y Perú que se benefician de acceso libre para sus productos desde hace más de cinco años.
  • Los aranceles para productos emblemáticos de la canasta alimentaria de Ecuador pueden llegar hasta el 30 % ad valorem, que deja fuera de competencia y elimina cualquier posibilidad de incremento para nuevos volúmenes a ese mercado.
  • Corea del Sur es la décima economía más grande del mundo. Sus consumidores tienen ingresos cinco veces mayores a los del Ecuador. Es el destino de $ 125 millones de exportaciones no petroleras del país. A partir de la vigencia del acuerdo comercial, Perú triplicó sus exportaciones no petroleras y no mineras a ese mercado.

Etapa final de negociación con México:

  • Con un avance del 90 % en la mesa de acceso a mercados y origen, está pendiente una nueva ronda de negociación prevista presencialmente en Quito, con la expectativa de cierre a nivel de viceministros de ambos países.
  • La expectativa del sector exportador es que se garantice al acceso libre de todos los productos de la oferta actual y potencial, particularmente, para la canasta de productos tradicionales como banano y camarón, donde existe posibilidad de complementar el comercio por estacionalidad y variedades. (I)