Para aplicar al crédito hipotecario, la casa que se quiere comprar debe estar construida, pero un nuevo modelo de gestión inmobiliaria permitirá que el comprador acceda al préstamo desde el inicio de la construcción del proyecto de vivienda.

Esta iniciativa, denominada Construyamos Juntos, nace de la sinergia entre el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, Banco Pichincha, Constructores Positivos y consultores jurídicos y fiduciarios, y fue oficializada tras la firma de un acuerdo ministerial en el marco del Foro Regional Financiamiento Urbano y de Vivienda, que se celebró del 27 al 29 de septiembre en Quito.

Publicidad

La política y mal clima pronosticado no frenan el interés de comprar casa: se ofrecen reajustes y reubicaciones si hay alguna emergencia

Los beneficios de este modelo de gestión inmobiliaria son tanto para el comprador final de la vivienda como para los constructores.

  • Simplifica la entrada que ahora se debe tener para comprar una vivienda, que incluso “es excluyente, es muy difícil para la gente tener ese dinero”, aseguró el gerente de Productos de Banco Pichincha, Andrés Burbano de Lara. Las personas podrán acceder al crédito hipotecario desde el inicio de la construcción del proyecto, consiguiendo precios más asequibles y atractivos diferenciadores. En la actualidad, el acceso a financiamiento se condiciona a que el proyecto esté totalmente construido.
  • Los constructores se beneficiarán con liquidez inmediata para ejecutar sus proyectos, pues los compradores de la vivienda ya contarán con un crédito calificado desde que el bien por adquirir se encuentre en planos y su inversión se asegurará a través de un fideicomiso integral inmobiliario. “Ya el constructor no tiene que sacar un crédito para poder construir el proyecto, sino directamente los compradores finales pasan esos fondos al constructor y de esa manera avanza la obra de una forma muy segura”, explicó Burbano de Lara.
  • El crédito hipotecario irá directo al constructor, que pondrá las garantías como fideicomiso y esquema legal. Al final, cuando ya esté la vivienda construida, se constituye el crédito, se da la escritura individualizada y continúa como cualquier hipotecario.

Con la firma del acuerdo ministerial, Banco Pichincha junto con Constructores Positivos iniciarán un plan piloto con la visión de contar con las herramientas necesarias para su ejecución comercial a partir del 2024. La apuesta que hace Banco Pichincha es para incrementar la oferta y compra de vivienda en Ecuador.

Créditos para vivienda: si piensa comprar una casa, tenga cuidado con las tarjetas de crédito

El gerente de Productos de la entidad financiera, Andrés Burbano de Lara, indicó que, “junto con Construyamos Juntos, Banco Pichincha sella su compromiso de aportar en el crecimiento sostenible y dinámico del sector inmobiliario, generador de importantes fuentes de empleo y activador de la economía”.

Mientras que la ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, Gabriela Aguilera, indicó que la sinergia entre la empresa privada y el ente público es la “única forma en que podemos avanzar para fortalecer iniciativas que brinden el acceso a una vivienda adecuada”.

Publicidad

Banco Pichincha informó que actualmente cinco de cada diez viviendas de interés público y social son financiadas a través de ellos. (I)