Las tarjetas de crédito son de gran ayuda al realizar diferentes compras, ya que pueden ser utilizadas en cualquier momento. El tener una tarjeta de crédito permite a sus usuarios ir aprovechando sus ventajas, como por ejemplo crear un historial crediticio.

De acuerdo con el coach financiero Andrés Mórtola, el manejo adecuado de una tarjeta permite la obtención de beneficios financieros, “es decir, ellos me prestan, y les devuelvo a fin de mes, si pago puntual, sin pagar intereses”.

Quienes manejan este tipo de documentos deben tener en claro la diferencia entre las fechas de corte y las fechas máximas de pago. El primero se refiere al periodo de un mes en el que la entidad emisora de la tarjeta cierra los gastos que se realizaron, este periodo de tiempo es 30 días. El segundo se refiere a la fecha en la que el cliente tiene para abonar un monto mínimo, generalmente se dan 15 días después de la fecha de corte. En caso de no cumplir se deberán pagar intereses por mora.

Andrés Mórtola, coach financiero, señala que sí es posible aprovechar ambas fechas. Recomienda el uso máximo de dos tarjetas de crédito con fechas de corte distintas, pero si no sabe manejarlas es preferible no tenerlas.

Publicidad

“Lo clave es que una tarjeta tenga un corte el 30 y otra el corte el 15, aunque pueden tener días distintos a estos, la intención es que haya una diferencia entre 10 y 15 días cada una”, añade.

Cómo salir de las deudas

Deja de usar tus tarjetas de crédito. Aunque se disponga de más de una tarjeta de crédito, es mejor no tenerlas al alcance por un buen tiempo. Si ya no puedes eximirte tanto, ten una sola en la billetera.

No dejes que la deuda siga aumentando. Seguir pagando “lo que se pueda” no es una buena decisión, porque el monto que no se cancela sigue generando intereses y consecuencias.

Economía de guerra. La meta debe ser pagar la deuda. Para eso, el presupuesto familiar o personal deberá ser ajustado a su máxima expresión.

Publicidad

‘Bola de nieve’ o ‘Avalancha’, cuál de los dos métodos te puede ayudar a salir de tus deudas

Consejos para el uso del dinero plástico:

  • Revisar el estado de cuenta siempre y a detalle: Todos los meses, las instituciones financieras envían un resumen de la cuenta, ya sea físico o digital, el cual recopila todos los movimientos realizados. “Se debe organizar según su presupuesto, que el dinero plástico sea utilizado de acuerdo a lo que fue planificado para no exceder el uso del dinero que poseo”, comenta el decano y docente de Finanzas de la Universidad del Río, Francisco Parodi.
  • Guardar todos los comprobantes de pago: Esta es una buena práctica para llevar el control de las cuentas. Ayuda a tener pruebas reales de lo reflejado en el estado de cuenta. “Tener los comprobantes nos permite hacer un análisis de la situación, revisar gasto por gasto, centavo por centavo. Hacer uso de las nuevas herramientas que ofrecen los bancos para hacer comparativa de los egresos que realizan en comparación a meses anteriores”, agrega Parodi.
  • Analizar los gastos con el apoyo de herramientas digitales especializadas: Esta práctica es muy importante ya que permite identificar cómo se está gastando el dinero, qué áreas o tipos de gastos se llevan la mayor cantidad de dinero y si son áreas fundamentales o son innecesarias.
  • Planificar los gastos futuros: Una vez que se han identificado los patrones de consumo, lo recomendable es definir un presupuesto personal y familiar. “Se debe definir si se puede generar una capacidad de ahorro superior y lograr ser más eficiente en el uso de los recursos” indica Parodi.
  • No prestar la tarjeta de débito o crédito: En Ecuador es común que las personas presten su tarjeta a familiares o amigos para realizar consumos o retirar dinero. Es importante considerar que la tarjeta es de uso personal.

Beneficios del dinero plástico:

  • Un gran porcentaje de los grandes y medianos comercios, las gasolineras y los deliveries tienen canales digitales. “No hay necesidad de encontrarse con grandes cantidades de efectivo, más aún frente a inseguridad al salir a la calle. Asimismo, en este contexto, reduce las probabilidades de contagio frente al coronavirus”, indica Parodi.
  • El dinero electrónico permite realizar transacciones seguras por internet. “Esto salvaguarda la seguridad física, ya que no es necesario trasladarse hasta un local comercial, entidad bancaria, institución, etc.”, comenta Mortola.
  • Permite tener un control detallado de las operaciones y gastos realizados al mes. De acuerdo a Francisco Parodi, esto a su vez da la opción de estirar el presupuesto mensual, ya que se puede jugar con las fechas de pago que tienen las tarjetas de crédito.

Recomendaciones para administrar varias tarjetas de crédito

- Siempre pagar a tiempo: Se pueden usar recordatorios o alarmas para pagar a tiempo y evitar inconvenientes; usar la banca en línea puede ser de ayuda.

- No usar todo el crédito disponible: Lo ideal siempre será no usar más del 30%.

- Tener el conocimiento necesario para administrar una tarjeta: En un inicio, procure únicamente tener una tarjeta de crédito para aprender sobre su manejo; luego de unos doce ciclos de facturación mensual, podría solicitar otra. (I)