Andes Petroleum acudió a un tribunal estadounidense para tratar de obtener parte de la indeminización que logró Occidental Petroleum Corp. después de que Ecuador confiscara los activos petroleros del productor estadounidense en 2006.

Respaldada por China, Andes reclama unos $392,4 millones que equivalen al 40% de los casi 1.000 millones que recibió Occidental.

El portal Bloomberg informó que Andes, propiedad indirecta de los gigantes petroleros controlados por el Estado China National Petroleum Corporation y China Petroleum Corporation, pidió el lunes a un tribunal de un distrito estadounidense que confirmara su parte del acuerdo.

Ya la firma ha acudido a instancias judiciales para intentar recuperar la parte de la indemnización que obtuvo la Oxy. Un tribunal internacional ordenó el año pasado a Occidental que realizara el pago, pero la empresa con sede en Houston está impugnando el fallo.

Publicidad

Oxy gana batalla a Ecuador y deberá ser indemnizada

La decisión de declarar la caducidad del contrato con la Oxy fue adoptada en mayo del 2006 durante el gobierno de Alfredo Palacio, que alegó que la petrolera no informó a las autoridades sobre un traspaso de acciones a terceros.

Cuando Ecuador confiscó el bloque petrolífero propiedad de Occidental, una parte pertenecía a Ovintiv Inc., que más tarde vendió sus activos ecuatorianos a Andes.

El Centro de Arreglo de Disputas Relativas a Inversiones (Ciadi) ordenó a Ecuador pagar a Occidental por haberle retirado la concesión petrolera.

Después de la incautación, la estadounidense Occidental  recibió $979,7 millones como compensación.

Occidental pretende anular el laudo que favorece a Andes alegando “graves irregularidades y falta de información que incumplen el acuerdo de arbitraje”, dijo el portavoz Eric Moses en un correo electrónico.

Rafael Correa dice que está ‘casi cerrado’ un acuerdo con Oxy para pago de $1.061 millones

“Estas cuestiones requieren una revisión judicial. Ya hemos avisado a Andes de nuestra intención de anular el laudo como consecuencia de estas graves transgresiones”, indicó el vocero a Bloomberg.

Occidental estuvo más de dos décadas en Ecuador. Incluso cuando Ecuador decidió confiscar los activos de la petrolera se ligó este hecho a las dificultades para que Ecuador no pueda avanzar en una negociación de un acuerdo comercial con Estados Unidos.

El año pasado, Occidental redujo aún más su presencia en América Latina al vender todos sus activos en Colombia a The Carlyle Group por $825 millones. (I)