Los tres pescadores sonríen mientras la lancha se abre paso entre las olas. Dos de los pescadores van en la parte del motor y otro va sentado en medio de la embarcación, observando el trayecto.

Ese es el fragmento de un corto video que grabaron con un celular tres pescadores que sufrieron un percante esta semana en San Mateo, en Manabí.

Algo similar a una ballena —por el tamaño— movió de manera brusca la lancha y los tres cayeron al agua. Esa es la versión que dio el venezolano Flavio Barceló, uno de los tres pescadores, el que pudo ser rescatado.

Publicidad

Jhon Palma y Heriberto Holguín, los otros dos tripulantes, están desaparecidos y sus familias los buscan desesperadamente.

Los artesanos salieron la tarde del martes desde la zona de San Mateo. Debía ser una faena de pesca rutinaria y estar de vuelta el miércoles. No llegaron y sus familias comenzaron a desesperarse con el paso de las horas.

El pescador sobreviviente ha contado que, cuando cayeron al agua, buscaron la manera de nadar hasta encontrar tierra.

Publicidad

Los esfuerzos, al parecer, fueron en vano. Jhon Palma, de 19 años, no pudo más y parece que se ahogó.

Ante lo sucedido, Heriberto Holguín no quiso dejar el cuerpo de Jhon abandonado y siguió nadando.

Publicidad

Barceló cree que en la madrugada se hundieron. No supo más de sus compañeros de pesca.

El accidente habría ocurrido cerca de las 23:00 del martes, a diez millas de la costa de San Mateo.

Los familiares perdieron las esperanzas de encontrarlos vivos tras el relato que dio el único sobreviviente.

El venezolano cuenta que continuó nadando varias horas hasta que pudo llegar al sitio El Abra de Las Piñas.

Publicidad

Tras pedir ayuda, el pescador fue trasladado al subcentro de Santa Martha. Allí estuvo internado, porque tenía agua en los pulmones.

Varios equipos de rescate y al menos quince lanchas de pescadores artesanales de diferentes caletas continúan con la búsqueda de los cuerpos.

Los bomberos de Jaramijó y de Manta se han unido a las operaciones de búsqueda. Hasta la mañana de este sábado no había rastros de los cuerpos. (I)