La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, la mañana de este domingo, informó que un ciudadano en un recinto electoral de Portoviejo, provincia de Manabí, pretendió sustraerse papeletas electorales. La funcionaria calificó el hecho de grave, pero al mismo tiempo dijo que es aislado.

En un comunicado de prensa, el CNE explicó que la Policía detuvo a un individuo en la Unidad Educativa Portoviejo, debido a que portaba papeletas electorales en blanco. Atamaint señaló que esta persona no pudo concretar la sustracción de las papeletas, pues inmediatamente se conoció del hecho y agentes policiales y de la Fiscalía intervinieron.

Las papeletas estarían en manos de las autoridades de justicia y se habrían iniciado las pericias iniciales para determinar el origen de estos documentos.

La presidenta del CNE recordó que hechos como estos no solo son infracciones electorales, sino que pueden ser delitos penados por la ley, con penas que van de seis meses a dos años de privación de libertad. "Es muy delicado sustraerse documentos públicos. Eso está penado", dijo Atamaint, al tiempo de aclarar que ese es el único incidente de relevancia que se ha presentado hasta el momento en la jornada.

El ciudadano involucrado fue detenido en flagrancia y se acogió al derecho al silencio. Al principio, ante las acusaciones de la ciudadanía y las preguntas de las autoridades, él intentó negar lo ocurrido, pero luego prefirió no hablar.

Por otra parte, en vista de las largas filas que se han formado en los exteriores de los recintos electorales, Atamaint señaló que han pedido a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional que sigan cuidando el cumplimiento del distanciamiento social para evitar contagios de COVID-19, pero que sean flexibles para garantizar la fluidez en los recintos electorales.

La flexibilidad de la que habla la funcionaria del CNE debería estar dada de acuerdo al aforo de los recintos, para que así se pueda dar mayor movilidad a las largas filas que se han formado en los exteriores de los recintos a nivel nacional. La idea es bajar el tiempo que le está tomando a cada votante ejercer su derecho a elegir.

Otro hecho que también se estaría investigando es el denunciado en redes sociales respecto a que fue detenida al sur de Quito, en un recinto electoral, una persona que tenía en su poder, en el interior de un sobre amarillo, papeletas para simulacro de voto. (I)