Son un total de 6'416.000 millones de papeletas de Binomio Presidencial que se imprimieron con un error en la identificación de una organización política, y que están resguardadas por la Policía Nacional en las bodegas del Instituto Geográfico Militar (IGM).

Los consejeros del Consejo Nacional Electoral (CNE) organizaron este sábado 6 de febrero, un recorrido en las bodegas del IGM, con delegados de las organizaciones políticas, observadores nacionales e internacionales para que constaten que las papeletas con información errada están bajo custodia policial y militar para evitar que sean distribuidas con fines políticos, en las elecciones nacionales de este domingo 7 de febrero.

El evento estuvo encabezado por los consejeros Diana Atamaint, Enrique Pita y José Cabrera, una vez que el juez, David Suasnavas Fonseca, de la Unidad Judicial de la Familia, Niñez y Adolescencia de Pichincha, ordenó medidas cautelares prohibiendo al CNE "destruir, deshacer, incinerar u ocultar" las papeletas de Binomio Presidencial, que se imprimían en el IGM con un error en la identificación del movimiento Amigo y que se detectó el pasado 13 de enero.

La presidenta del Consejo, Diana Atamaint explicó que estaban preparando su destrucción por una exigencia de la alianza electoral Unión por la Esperanza (UNES); pero fue la misma agrupación que planteó esta acción ante la justicia ordinaria.

Publicidad

Fue la candidata a asambleísta por la alianza UNES (Centro Democrático y Fuerza Compromiso Social), María del Carmen Alman Corozo, quien solicitó la medida cautelar y el juez se la otorgó el 3 de febrero pasado.

Atamaint advirtió que si llegan a conocer de que alguien imprimió papeletas similares para generar conmoción social en los comicios, plantearán las denuncias penales respectivas.

Para evitar que las papeletas erradas y cuyo fondo era de color lila sean usadas, el CNE aprobó un nuevo diseño para la reimpresión, que es de color verde.

Jorge Adati Bucheli, jefe de la Policía Judicial, indicó que son 18 personas las que estarán resguardando las papeletas, en cumplimiento de la orden judicial.

"No existen violaciones ni alteraciones en los paquetes. Aquí está todo embodegado y bajo nuestra custodia", enfatizó Adati.

Atamaint explicó también que hubo papeletas que fueron trasladadas desde la empresa integradora (Montgar) la noche del viernes con custodia militar, policial y de un fiscal para mantenerlas protegidas.

La orden del juez Suasnavas establece que estos documentos electorales no podrán ser destruidos hasta que concluyan oficialmente los comicios, sobre todo, los relacionados con la elección de Presidente y Vicepresidente de la República.

Es decir, que si incluso hay segunda vuelta para definir al ganador de esta dignidad, y hasta que se conozcan los resultados oficiales, dichas papeletas no podrán ser destruidas. (I)