Si en uno de los estados o ciudades de las tres circunscripciones del exterior no pueden llevarse a cabo las votaciones de este domingo 7 de febrero, el Consejo Nacional Electoral (CNE) no podrá volver a convocarlas para una fecha distinta.

Las restricciones en cada país y sus ciudades debido a la propagación del COVID-19 tienen al CNE y a la Cancillería buscando salidas diplomáticas para que los 410.239 ecuatorianos residentes en el exterior y empadronados puedan votar este domingo, aunque para ellos esto es optativo.

El vicepresidente del Consejo, Enrique Pita, explicó que en el caso de que no se llegue a dar la elección en un país o ciudad extranjera se considerará "nulo", debido a que existen causales de fuerza mayor que enfrenta el Estado, en tanto las decisiones sanitarias de otro Estado.

"Es una causa de fuerza mayor, y no podemos hacer un nuevo proceso. Lamentablemente, el proceso no podrá realizarse, porque insisto, es una causa de fuerza de mayor", explicó Pita.

Publicidad

Panamá, en donde hay 599 electores, no dio la autorización para que se realice la elección, pues rige una cuarentena total.

La misma situación se prevé en Perú (927 electores), en donde desde este fin de semana regirá también una cuarentena total. Y París (3.336), en donde hay toque de queda desde las 18:00.

Para ello, la Cancillería está gestionando la entrega de salvoconductos para quienes integran las juntas receptoras del voto (JRV) y para los electores.

A diferencia de estas naciones, Pita lamentó que en Nicaragua (98 electores) definitivamente la votación no se llevará a cabo, porque su gobierno no ha dado respuesta a los requerimientos para organizarla.

El motivo es que el Estado nicaragüense no reconoce a la Embajada de Ecuador en Honduras como concurrente en ese país.

En Europa y ciudades de los Estados Unidos, la complejidad se da debido a los aforos para la instalación de las JRV. Una propuesta es que una junta se instale con tres vocales, pero la jornada continúe con dos.

Publicidad

Por ejemplo, en Washington, en donde hay 3.103 electores empadronados, se requieren 7 juntas con 21 miembros, pero el aforo permite solo 10 personas.

En Londres hay 6.450 empadronados y se requieren catorce JRV con un mínimo de 42 miembros, y el aforo es para 80.

En el caso en el que se dé la elección, pero por toques de queda y la Junta no pueda realizar el escrutinio, los paquetes electorales con las actas serán selladas para que sean trasladadas al Ecuador para su conteo.

Pita cree que eso pasará en Venezuela, en donde los miembros de las JRV han alertado al CNE que no pueden quedarse después de las 18:00, porque "enfrentan riesgos". "Esas urnas deberán ser traídas al Ecuador para realizar el escrutinio", enfatizó la autoridad.

En cuanto a la papeleta de candidatos al Parlamento Andino que no logren llegar al país de destino, los consejeros han mencionado que se analizará incluirla en la segunda vuelta presidencial, de llegar a darse; o, definirán una nueva fecha.

Mientras esto se soluciona para el voto en el exterior, en el Ecuador la jornada electoral para la elección de presidente de la República, asambleístas y parlamentarios andinos arrancó ayer con la votación de 8.307 personas privadas de la libertad (PPL) sin sentencia ejecutoriada en 70 juntas a nivel nacional.

Los PPL estuvieron habilitados para el sufragio en 39 centros de privación de libertad distribuidos en 20 provincias.

"Hemos iniciado formalmente la jornada de elecciones para autoridades programadas para el 2021, y que a nivel nacional se realizará el 7 de febrero", señaló Diana Atamaint, presidenta del CNE, al inaugurar este evento en la cárcel de El Inca, en Quito.

En cada una de las JRV hubo menos de 50 electores; estuvieron integradas por los directores de los centros de privación y un funcionario electoral encargado de verificar y clasificar el material electoral y completar el acta de instalación.

En Guayas, los PPL votaron luego del arribo del material electoral y la instalación de la junta en el Centro de Privación de Libertad Zona 8.

De forma paralela, en Loja este proceso también fue normal y arrancó a las 09:00, con 192 presos; mientras que en Manabí se realizó el sufragio en los Centros de Privación de Libertad de Portoviejo, Sucre y Jipijapa.

Por ejemplo, en el Centro de Privación de Libertad El Rodeo, en Portoviejo, las juntas estuvieron conformadas por dos internos. (I)