Con algunas heridas fue rescatada la mañana del pasado martes una tortuga laúd a la altura del espigón del puerto de Manta.

Agentes del Cuerpo de Bomberos de esta ciudad lograron primero auxiliar a la especie y luego proceder a llevarla hasta el centro de rehabilitación de fauna marina del Parque Nacional Machalilla, ubicado en Puerto López

Los bomberos de Manta la condujeron hasta dicho lugar, situado en el sur de Manabí. Durante el viaje tuvieron que realizar algunas paradas técnicas para llevarla hasta una playa al paso y así pueda ser hidratada.

Desde hace tres meses en Manabí se ha divisado la aparición de este tipo de quelonios, de los que muy poco se había observado en varias décadas. Incluso el mes pasado se produjo la eclosión de más de 60 huevos de esta especie, algo que biólogos calificaron como inédito, esto mientras se realizan controles para otros dos nidos divisados en playas del cantón Sucre.

Tras la verificación de especialistas del centro de rehabilitación, esta tortuga pudo ser curada y el mismo día de su hallazgo se la devolvió al mar.

Roddy Macías, técnico de la organización de rescate de especies marinas Wild Aid en Ecuador, indicó que tras los análisis que le realizaron a esta tortuga, cuya especie es la más grande del mundo entre los quelonios marinos, se la liberó.

Estas tortugas llegan a tener 2,3 metros de longitud y un peso superior a los 600 kilogramos. (I)