El nuevo puente que comunica a Imbabura con Carchi, en el sector El Juncal, fue habilitado al tránsito vehicular.

La moderna infraestructura estuvo abandonada en los últimos años, sin embargo, desde este mes de enero entró a operar.

Ahora, los conductores que ingresan o salen desde y hacia seis cantones carchenses deben tomar en cuenta la señalización y utilizar este viaducto que está autorizado para la circulación en este estratégico sector.

Fueron además rehabilitadas las calzadas de los carriles del tramo de la carretera, entre Cúnquer - El Juncal, que presentaban una serie de baches o cráteres que ponían en riesgo no solo a los vehículos sino a los ocupantes de los mismos.

Publicidad

La carretera conocida como E35, entre Ibarra y Bolívar (Carchi), fue iniciada por el gobierno del expresidente Rafael Correa y será concluida tras un contrato firmado el año anterior por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) con Panavial.

“Los trabajos contemplan la terminación de obras emergentes en sitios estratégicos de la carretera y la regeneración del nuevo puente en El Juncal, con una inversión superior a los USD 8 millones”, explicó Oscar Ruano, gobernador de Carchi.

El nuevo ducto de El Juncal sobre el río Chota tiene 200 metros de longitud y un ancho de 10.50 metros, cuenta con vigas metálicas y estribos de hormigón armado con apoyo de una pila central.

“Se realizaron trabajos de nivelación de barandales, veredas, instalación de juntas y colocación de carpeta, señalización horizontal y vertical, facilitando el tránsito vehicular de la zona norte del país”, informo Renán Benavides, director provincial del MTOP en Carchi.

El antiguo viaducto con cuatro décadas de construcción fue cerrado al tránsito, allí se realizan trabajos de mantenimiento y reforzamiento de los 230 m. de longitud con un ancho de 10.10 m.

“Se procederá a la reparación de elementos de apoyo, tablero, vigas metálicas, cambio de barandales metálicos y de juntas y, pintura integral de la estructura, junto con el mantenimiento de la estructura de pavimento”, agregó Benavides.

Los constructores realizan la ampliación de los ingresos a los dos puentes con vías de cuatro carriles, dos de ascenso y dos de descenso, con la colocación de carpeta asfáltica y señalización.

Está considerado además la intervención de la estructura de la vía, reubicación de servicios básicos, señalización horizontal y vertical, y construcción del parterre central. Por este paso interprovincial circulan más de 8.000 vehículos diarios. (I)