(Ibarra-Nueva Loja)

En medio de estrictas medidas de seguridad y con la presencia de militares y policías, el Ministerio de Salud Pública hizo la entrega de vacunas al personal de primera línea de los hospitales San Luis de Otavalo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y San Vicente de Paúl de Ibarra.

En un pequeño furgón particular llegaron los insumos totalmente protegidos. Gabriela Jaramillo, gobernadora de Imbabura, estuvo presente para constatar la entrega mientras que en una carpa pequeña, instalada junto a uno de los ingresos de la casa de salud otavaleña, se adaptó la zona de inmunización.

Luis Barahona, jefe de Emergencias del sanatorio de Otavalo, fue el primer profesional vacunado en esta provincia.

Publicidad

El director de esta casa de salud Juan Echeverría enfatizó que a la pandemia se la combate en las calles, no en los hospitales.

Mientras que Javier Solorzano, subsecretario de Salud, aclaró que las vacunas ARL tienen una tecnología de hace 30 años y no destruyen el DNA, ni las células. “Más de 20 millones de vacunas se han aplicado con tres eventos adversos”, agregó.

En Ibarra, Katherine Andrade, de la Defensoría del Pueblo, solicitó el número de dosis entregadas, petición que no fue atendida y que, según la funcionaria, volvió a pedirla por escrito.

El plan piloto comprende 86.000 vacunas que serán distribuidas de acuerdo a criterios logísticos durante tres semanas en 96 unidades de salud, de 44 cantones. En este año se aspira inmunizar a un 60 % de la población.

Este martes se realizó una entrega similar en Sucumbíos, Carchi y Esmeraldas, mañana miércoles y el jueves se suministrarán en Bolívar, Los Ríos, y Guayas ( rural). La autoridad nacional recordó que esta es una fase piloto que luego irá al proceso masivo.

Médicos veedores evalúan los síntomas y signos de cada paciente, en caso de que uno de ellos presente una sintomatología post-vacunación o grave está acondicionado un cuarto de choque para garantizar la integridad en la atención.

Publicidad

Después de una media hora de ser vacunado el paciente puede salir de la zona de inmunización. Luego de 21 días de la inmunización, volverán a recibir la segunda dosis que es norma general, dijo Echeverría.

Pacientes que han adquirido el virus no serán vacunados ya que han generado anticuerpos durante un tiempo determinado, además mujeres en estado de gestación, personas con manifestaciones alérgicas, y enfermedades de coagulación de la sangre o dermatológicas.

En Sucumbíos

Hoy empezó la inmunización de los primeros profesionales de la salud que fueron seleccionados en Provincial Marco Vinicio Iza, ubicado en Nueva Loja.

Alrededor de 50 profesionales médicos que estuvieron en primera línea en la pandemia empezaron a recibir las primeras dosis de la vacuna en el sanotorio público.

“La vacuna va ayudarnos a levantar nuestro sistema inmunitario, pero hay que recordarle a la población que la pandemia no ha terminado”, dijo el doctor Fernando Salazar gerente administrativo del hospital Marco Vinicio Iza

No se reveló cuantas dosis llegaron para la provincia de Sucumbíos, esa información es confidencial, señalaron las autoridades de salud

El médico general Alberto Ortega Rosales, que se desempeña en el área de terapia intensiva del hospital Marco Vinizio Iza, fue el primero en recibir la dosis de la vacuna de Pfizer.

“El mejor método para hacer frente a la COVID- 19 es la prevención, gracias a la inmunización que se recibe a través de la vacunación, es factible fortalecer estas medidas de prevención, nos sentimos agradecidos con la vida por permitirnos ser parte de este hecho histórico en el mundo” dijo Ortega.

Un contingente de militares se mantiene resguardo las vacunas asignadas a la provincia en el interior del hospital. (I)