Publicidad

Cadenas de almacenes toman con cautela sus compras para las diferentes temporadas del 2021

Los negocios aún tienen stock de útiles escolares, calzados y textiles que adquirieron para la temporada del año pasado y que se quedaron por la pendemia.

Durante el 2020, Almacenes Estuardo Sánchez lanzó ofertas del 30 % de descuento en útiles escolares que no se vendieron durante la temporada de inicio de clases por la pandemia del COVID-19. Foto: redaccion

Diez meses han transcurrido desde la llegada de la pandemia del COVID-19 a Ecuador. Esto generó la aplicación de restricciones para evitar los contagios, que, sin embargo, ocasionaron el cierre de comercios y obviamente la caída de la demanda, con serios estragos en la economía.

Era mediados de marzo, en plena temporada playera, a puertas del inicio del ciclo escolar de la costa, época en la que las jugueterías importaban su mercancía para todo el año; por lo que estos sectores se paralizaron también, sectores que un año después se muestran cautelosos en sus adquisiciones.

Ante este panorama, Caterina Costa, presidenta del Comité Empresarial Ecuatoriano y de la Cámara de Industrias de Guayaquil, reconoció que la programación de producción y abastecimiento de mercancía importada se mantiene por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Esto como consecuencia del menor nivel de consumo doméstico, que cayó el 6,8 % entre enero y septiembre de 2020 respecto al mismo período de 2019.

Publicidad

"En términos generales, las expectativas para este año son poco favorables, partiendo de que se calcula que en 2020 la economía ecuatoriana se contrajo en aproximadamente 8 %, y el escenario más optimista plantea un crecimiento de 3,1 % para 2021 (según cifras del BCE), lo que significaría una muy lenta recuperación económica", analizó Costa.

Para Pablo Arosemena, presidente saliente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, la pandemia dejó pérdidas al sector comercial por alrededor de $10.401 millones.

"Aquí podemos mencionar la venta de útiles escolares (mochilas, papelería, loncheras, etc.), artículos de fiesta, implementos y ropa deportiva, playera y juguetes. Gran parte de estos sectores se quedó con stock acumulado del año pasado", sostuvo Arosemena, quien reconoció que debido a la falta de certezas del entorno actual es muy probable que los negocios sean cautos a la hora de abastecerse de nuevos productos.

Por ejemplo, Almacenes Tía confirmó que lo más afectado fue la temporada escolar, ya que, por las clases online en las categorías de cuadernos, mochilas, loncheras y forros decrecieron en un 70 %, según indicó su gerente de compras, Jorge Muñoz.

"Por la situación solo se vendía lo necesario solicitado por clientes, la mayor parte de la mercadería no se distribuyó a tiendas, quedando almacenada en nuestros centros de distribución. Para las categorías de juguetería y Navidad, a pesar de la situación del país, se lograron concentrar las ventas esperadas", aseguró Muñoz, quien añadió que la empresa cuenta con alrededor de 40 proveedores de productos de temporada playera, útiles escolares y juguetes.

Adelantó que prevén abastecerse un poco más en productos de temporada como piscinas, ya que su consumo se ha incrementado en un 20 % aproximadamente.

Publicidad

En lo que respecta a la campaña escolar, Muñoz indicó que dependerá en gran medida de las resoluciones dispuestas por las autoridades, señaló la empresa, ya que hasta el momento no está fijada la fecha de inicio de clases y si estas serán presenciales o se mantendrán virtuales en su totalidad.

"En todo caso, la compra estaría más enfocada en la categoría de artes manuales, que fue la de mejor venta en este 2020", proyectó el gerente de Compras de Tía. En el caso de juguetería, en el surtido general, expresó que se proyecta comprar lo mismo que el año anterior y esperan un crecimiento aproximado del 10 % respecto a las ventas del 2020.

Mientras, Corporación Favorita, propietaria de las cadenas Megamaxi, Supermaxi, Gran Aki y Aki y otras, tiene planificadas para este inicio de año compras de mercadería a sus proveedores de trajes de baño y zapatillas de playa, informó su gerente corporativo, Rubén Salazar.

Sin embargo, en otras categorías como calzado y textil escolar se manejarán con el stock del año pasado, explicó Salazar, debido a que no se pudieron realizar activaciones a lo largo del 2020 por ser mercadería muy puntual para la temporada, modelos 100 % escolares que en la modalidad de educación virtual no se utilizan.

"En el caso de calzado y ropa escolares (camisetas polo, ropa interior, medias escolares), tenemos los locales abastecidos con la mercadería prevista para la anterior temporada", informó el gerente corporativo de Corporación Favorita.

Por su parte, Almacenes Estuardo Sánchez también maneja una estrategia conservadora para las compras de inicio de año, indicó Ana Cristina Burgos, jefa de la Unidad de Negocio Infantil.

"Este año estamos apostando y confiando en que las condiciones de mercado mejoren; al menos durante el primer semestre vamos a manejar una estrategia conservadora, igualando los volúmenes de compra del 2020", sostuvo Burgos.

Añadió que en productos de temporada playera y de juguetes les quedó aproximadamente un 30 % de mercadería comprada en el 2020; y en el caso de útiles escolares no se logró comercializar casi el 60 % de los productos.

"Una parte de este inventario fue vendido a través de promociones y de nuestros nuevos canales de e-commerce. Durante la temporada 2021 mantendremos promociones agresivas, buscando evacuar el inventario", expresó la vocera de la firma, que espera este año por lo menos crecer un 5 % en tiendas en comparación con el 2020.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?