Publicidad

René Ortiz propone retomar concesión del campo Sacha, a pocos meses de finalizar el Gobierno

El campo Sacha sería concesionado a 20 años a una de las empresas privadas que mostraron interés en una anterior licitación. La ganadora deberá entregar 1.000 millones de dólares, de manera anticipada, al fisco.

Campo Sacha manejado por Petroamazonas. Foto: redaccion

El ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, René Ortiz, propuso el 1 de diciembre pasado al presidente de la República, Lenín Moreno, retomar el proceso de concesión por 20 años del campo Sacha, uno de los campos con mayores reservas petroleras del país y que actualmente produce el 16,7 % de toda la producción de Petroecuador.

El ministro recomienda en una misiva que debido a la difícil situación fiscal por la que atraviesa el Gobierno, se continúe con el concurso que fue desechado a principios de 2020, luego de que Petroamazonas decidiera que dicho campo quedaría en manos de la petrolera estatal. Para Ortiz, la decisión de concesionar generaría la posibilidad de subir la producción a niveles óptimos y que el fisco reciba recursos frescos de manera inmediata.

El ministro Ortiz destacó en su misiva el modelo exitoso del campo Auca, bajo el manejo de Schlumberger. Auca fue entregado en diciembre del 2015 a Schlumberger bajo la figura de “activo intangible”, lo que le permitió al fisco acceder de manera inmediata a $ 1.000 millones, de manera anticipada.

Sobre este punto, el ministro indica que Auca tiene menores reservas, pero que en caso de Sacha se planteó al momento de la licitación un pago de una cantidad similar, a más de las inversiones adicionales en capital y tecnología.

Publicidad

Así, la propuesta de Ortiz es que por cuestiones de tiempo no se haga un nuevo concurso, sino que se vuelva a invitar a las compañías petroleras que estuvieron interesadas en el proceso en 2019, aunque pidiéndoles que actualicen sus propuestas, en consideración de que la pandemia pudiera haberles afectado.

El ministro recordó que en 2019 Petroamazonas invitó a doce compañías a participar y se contrató a la firma Arthur D’ Little para evaluar las ofertas. En ese momento solo cinco cumplieron con los requisitos: Baker Hughes de EE. UU., Pluspetrol de Argentina, Tecsip/Techint de Argentina, CERG/ MIE de China y Geopark Vista Oil de México y Argentina.

En todo caso, aún no existe el visto bueno de Presidencia para proceder con la licitación. De acuerdo con una alta fuente del Ministerio de Energía, el presidente Lenín Moreno todavía no da la orden, la cual debería ser reabrir el concurso. Así se debería invitar a las cinco finalistas o a todas las que intervinieron para hacerlo más competitivo. Al consultarle si existirá aún interés de las seleccionadas, la fuente indicó que Sacha es un buen campo muy prospectivo de incrementar la producción y el precio del crudo se lo ve estable (sobre $ 50 el WTI), por lo que el interés no ha decaído. También comentó que si Sacha no recibe una inyección muy fuerte de recursos -que al momento no tiene el fisco- podría terminar con una producción en picada. “Por eso la idea de llamar al sector privado a que evite su colapso”, dijo.

No es la primera vez que un gobierno busca entregar el campo Sacha por un pago adelantado. El 8 de febrero de 2017, en medio de pugnas políticas entre los altos funcionarios del correísmo, el exgerente de Petroecuador Carlos Pareja Yannuzzelli, actualmente preso, reveló conversaciones por e-mail con Rafael Correa sucedidas en junio del 2016, en las cuales el entonces mandatario le muestra su descontento por no haber entregado Sacha pese a la urgente necesidad de financiamiento que había ese momento: “Yo sí estoy muy molesto porque todos me dicen que tú demoraste la operación con Sacha más de un mes, para finalmente no firmar. Esto ocasionó que se nos caiga la operación con Halliburton”, le había reclamado.

En ese momento Correa pensaba que recibiría $ 1.500 millones: “Contábamos con esos $ 1.500 millones, ahora hay que empezar de casi cero...”, le decía a Pareja. En ese momento, Pareja había explicado que el problema con ese tipo de operaciones era que había una supuesta inversión para los campos por parte de las empresas privadas, pero se le restaba una parte (en el caso de Auca $ 1.000 millones y en el de Sacha $ 1.300 millones) para desviarlos a la caja fiscal para gasto corriente, lo cual era ilegal.

El experto petrolero Miguel Robalino considera que no es conveniente entregar en este momento el campo Sacha. En primera instancia, “este Gobierno ya está de salida y por un acto de delicadeza y hasta un poco de responsabilidad ante el país debería parar el tema de las concesiones”, dice. Considera que el nuevo Gobierno va a tener más fuerza y espacio de negociación para buscar las mejores opciones. El experto asegura que el campo Sacha, considerado una de las joyas de la corona por la calidad liviana y las reservas por 360 millones de barriles de crudo, es muy atractivo.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?