Una comparsa de la Diablada Pillareña (que en el cantón Píllaro se celebra tradicionalmente entre del 1 al 6 de enero) se realizaba en el sector El Mirador, la tarde del sábado último, según las autoridades.

El acto fue clausurado, ya que están prohibidos los encuentros y espectáculos masivos por la actual pandemia del COVID-19.

La comparsa se desarrollaba en la parroquia San Miguelito de Píllaro, se indicó.

Hasta el sitio llegaron efectivos de la Policía Nacional conjuntamente con varias autoridades de control. Ahí, en primer lugar, observaron gran cantidad de personas aglomeradas, muchas de ellas sin portar de forma debida las mascarillas, ni guardar el distanciamiento físico que se exige en tiempo de la pandemia por coronavirus.

Según el reporte policial, en el lugar se realizaba una comparsa de la Diablada Pillareña.

Por ello se tomó contacto con César Alexander Guachi, organizador del programa, quien no presentó los permisos respectivos para su realización, indicaron las autoridades.

Ante la situación, Ximena Naranjo, comisaria de Policía del cantón Píllaro, procedió a la clausura inmediata del lugar por incumplimiento de protocolos de bioseguridad. También se decomisó en el lugar cerveza y licor artesanal.

Mientras que en el barrio Tunguipamba, del mismo cantón, las autoridades constataron que alrededor de 120 personas asistían a un baile público. Muchos estaban consumiendo bebidas alcohólicas.

En el lugar, las autoridades procedieron a desalojar de manera inmediata a las personas, entre las que se encontraban alrededor de 35 niños y adolescentes con sus representantes, a quienes se les pidió que se retiren del sitio con el fin de precautelar la salud de todos y así evitar más contagios de COVID-19, que van en alza. (I)